Posted On 01/01/2014 By In URUGUAY With 927 Views

Uruguay y el Presidente Mujica elogiados por Vargas Llosa

En su columna de El País de Madrid, Vargas Llosa elogia la actuación del Presidente José Mujica así como la aprobación de las leyes sobre la marihuana y el matrimonio igualitario.

mario_vargas_llosa

Relata con admiración la evolución del pensamiento que llevó al Presidente de nuestro país a impulsar la aprobación de estas dos leyes.

“Es extraordinario que ambas medidas, inspiradas en la cultura de la libertad, hayan sido adoptadas por el Gobierno de un movimiento que en su origen no creía en la democracia sino en la revolución marxista leninista y el modelo cubano de autoritarismo vertical y de partido único.”

Destaca además la sencillez y espontaneidad del mandatario aunque eso le “signifique meter la pata de cuando en cuando”. Gracias a su accionar pudo generar una imagen del Uruguay como un país “estable, moderno, libre y seguro, lo que le ha permitido crecer económicamente y avanzar en la justicia social…”

El escritor realiza un repaso por la historia del país destacando el fuerte arraigo del sistema democrático en la sociedad civil, la contundencia de la legalidad, así como unas Fuerzas Armadas respetuosas de los gobiernos democráticos.

“Yo recuerdo la impresión que significó para mí conocer Uruguay hacia mediados de los años sesenta. No parecía uno de los nuestros ese país, donde las diferencias económicas y sociales eran mucho menos descarnadas y extremas que en el resto de América Latina”, señala el escritor en su columna publicada este domingo por el diario El País de Madrid.

Según su perspectiva, este perfil democrático y liberal permite explicar “la valentía con que el Gobierno del presidente José Mujica ha autorizado el matrimonio entre parejas del mismo sexo y convertido a Uruguay en el primer país del mundo en cambiar radicalmente su política frente al problema de la droga”. “Ambas son reformas muy profundas y de largo alcance que, en palabras de The Economist,“pueden beneficiar al mundo entero”

Alude además que en cuanto a las drogas, en el mundo aún se continúa considerando que “la represión es la mejor manera de enfrentar el problema pese a que la experiencia ha demostrado hasta el cansancio que no obstante la enormidad de recursos y esfuerzos que se han invertido en reprimirlas, su fabricación y consumo siguen aumentando por doquier, engordando a las mafias y la criminalidad asociada al narcotráfico.”

Se plantea la interrogante sobre si será exitoso el audaz experimento uruguayo de legalizar la producción y el consumo de la marihuana y se contesta proponiendo que sería mucho más si la medida no quedara confinada en un solo país, sino que comprendiera un acuerdo internacional  del que participaran tanto los países productores como consumidores. Visualiza que esta media “golpeará a los traficantes y por lo tanto a la delincuencia derivada del consumo ilegal y demostrará a la larga que la legalización no aumenta notoriamente el consumo sino en un primer momento, aunque luego, desaparecido el tabú que suele prestigiar a la droga ante los jóvenes, tienda a reducirlo.

Por último agrega, “la libertad tiene sus riesgos y quienes creen en ella deben estar dispuestos a correrlos en todos los dominios, no sólo en el cultural, el religioso y el político. Así lo ha entendido el Gobierno uruguayo y hay que aplaudirlo por ello. Ojalá otros aprendan la lección y sigan su ejemplo.”

 

Fuente: http://elpais.com/elpais/portada_america.html

Foto: revistadeletras.net

En su columna de El País de Madrid, Vargas Llosa elogia la actuación del Presidente José Mujica así como la aprobación de las leyes sobre la marihuana y el matrimonio igualitario. Relata con admiración la evolución del pensamiento que llevó al Presidente de nuestro país a impulsar la aprobación de estas dos leyes. “Es extraordinario que ambas medidas, inspiradas en la cultura de la libertad, hayan sido adoptadas por el Gobierno de un movimiento que en su origen no creía en la democracia sino en la revolución marxista leninista y el modelo cubano de autoritarismo vertical y de partido único.” Destaca además la sencillez y espontaneidad del mandatario aunque eso le “signifique meter la pata de cuando en cuando”. Gracias a su accionar pudo generar una imagen del Uruguay como un país “estable, moderno, libre y seguro, lo que le ha permitido crecer económicamente y avanzar en la justicia social...” El escritor realiza un repaso por la historia del país destacando el fuerte arraigo del sistema democrático en la sociedad civil, la contundencia de la legalidad, así como unas Fuerzas Armadas respetuosas de los gobiernos democráticos. “Yo recuerdo la impresión que significó para mí conocer Uruguay hacia mediados de los años sesenta. No parecía uno de los nuestros ese país, donde las diferencias económicas y sociales eran mucho menos descarnadas y extremas que en el resto de América Latina”, señala el escritor en su columna publicada este domingo por el diario El País de Madrid. Según su perspectiva, este perfil democrático y liberal permite explicar “la valentía con que el Gobierno del presidente José Mujica ha autorizado el matrimonio entre parejas del mismo sexo y convertido a Uruguay en el primer país del mundo en cambiar radicalmente su política frente al problema de la droga”. “Ambas son reformas muy profundas y de largo alcance que, en palabras de The Economist,“pueden beneficiar al mundo entero” Alude además que en cuanto a las drogas, en el mundo aún se continúa considerando que “la represión es la mejor manera de enfrentar el problema pese a que la experiencia ha demostrado hasta el cansancio que no obstante la enormidad de recursos y esfuerzos que se han invertido en reprimirlas, su fabricación y consumo siguen aumentando por doquier, engordando a las mafias y la criminalidad asociada al narcotráfico.” Se plantea la interrogante sobre si será exitoso el audaz experimento uruguayo de legalizar la producción y el consumo de la marihuana y se contesta proponiendo que sería mucho más si la medida no quedara confinada en un solo país, sino que comprendiera un acuerdo internacional  del que participaran tanto los países productores como consumidores. Visualiza que esta media “golpeará a los traficantes y por lo tanto a la delincuencia derivada del consumo ilegal y demostrará a la larga que la legalización no aumenta notoriamente el consumo sino en un primer momento, aunque luego, desaparecido el tabú que suele prestigiar a la droga ante los jóvenes, tienda a reducirlo. Por último agrega, “la libertad tiene sus riesgos y quienes…

User Rating: Be the first one !
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *