Posted On 27/01/2014 By In Sociedad, Tendencias With 1405 Views

Acordeones “verduleras” por La Barra

Mauro nos pasó el dato de que en La Barra había una exposición de Acordeones verduleras. No teníamos idea de que se podía tratar y “caminamos” La Barra para encontrarlas. Nos sorprendimos.

Conocimos a Victor Ávila, coleccionista, investigador y músico. Nacido en Treinta y Tres y fanático de los acordeones.

Victor nos cuenta, mientras va acomodando cada uno de los instrumentos por “fecha de nacimiento” en el local de Hamptons´s, que hace 25 años que va por estancias buscando y rescatando acordeones.

“Es que quiero que suenen, no me gustan que las guarden en los roperos” nos dice y sigue conversando con SolNoticias.com sin dejar de armar su exposición.

“Desde niño me gustó el acordeón. A los 4 años empecé a escuchar a un tío abuelo que tocaba en los carnavales y desde ahí quise tocar yo. Soy autodidacta, nunca fui a una escuela de música. Y toco polcas, vals, rancheras. No voy a los carnavales como mi tío pero hago bailar a la gente en los bailes de campaña.”

Vamos a la colección …

“A los 26 años recién pude tener mi primer acordeón. Después empecé con la colección. Tengo ya 30 acordeones rescatadas de todos lados. Las traje de Brasil y de muchas zonas del campo de nuestro país. De los remates. ”

Hay acordeones del siglo XVIII en adelante. La más antigua que tiene es del año 1789 y se la regaló una señora que tenía 102 años en la ciudad de José Pedro Varela . “La señora tocaba y había traído el acordeón de Alemania. Era un instrumento que había pasado de familia en familia. Ella estaba muy viejita y no quería que quedara olvidado, quería que siguiera sonando y por eso me la regaló ”

Victor compra acordeones, los restaura y los pone a trabajar.. Todos suenan y con cada uno Victor toca.

Le pedimos que nos aclare el nombre de “verduleras”…

Se llaman así, nos dice, porque antiguamente su música, anunciaba la presencia del verdulero que llegaba con el carro con frutas y hortalizas. Su música acompañaba a los vendedores en las largas travesías.

Para despedirnos, Victor nos regala una polca y nos muestra como vive cada una de sus “reliquias” rescatadas del olvido. Ademas, compartimos que este antiguo instrumento a vuelto a ganar un lugar entre los jóvenes. Forma parte de los instrumentos de bandas importantes como NTVG o La Vela y eso a Victor lo hace feliz. Nos dice “Me alegro que no sea considerado más como cosa de feo o de viejo”

Disfrutable.

Ro Freda