torre

La Torre Eiffel cumplió 125 años

torreEl 31 de marzo de 1889, se colocó la última de las 18.000 piezas de hierro para dar por terminada la obra más famosa del mundo. La Torre Eiffel.
Esta majestuosa obra de ingeniería, desde su construcción, se transformó en el gran símbolo de París y un poderoso imán para turistas de todo el mundo.
No se concibe un viaje a la capital francesa sin la visita de rigor a la Torre Eiffel, subiendo a sus miradores y disfrutando de las mejores vistas de la ciudad luz.

Sin embargo, esta colosal torre esconde muchos más secretos y curiosidades que tal vez no conozcas:

– Hoy es el monumento más visitado del mundo con casi 7 millones de visitantes al año.

– Mide 324 metros, incluyendo los 24 de la antena de radio que corona la estructura, y pesa cerca de 10.000 toneladas

– Su construcción llevó 26 meses

– En invierno, a causa del fenómeno de la dilatación térmica, la torre puede llegar a medir hasta 18 cm. más

– Conservar esta colosal torre cuesta mucho dinero cada año al estado francés, sobre todo en pintura para evitar la oxidación y corrosión. Cada cinco años se le aplican 50 toneladas de pintura para evitar la corrosión del material, la Torre ha tenido varios colores, y después de su construcción la primera vez que se la volvió a pintar fue de amarillo. El color del que está pintada la Torre no es homogéneo (más oscuro cuanto más arriba está), pero parece homogéneo por el efecto del contraste con el fondo. Otra de las curiosidades con respecto a su apariencia, es que es posible votar (en el primer piso de la Torre) el color con el que se pintará la Torre la siguiente vez que se haga.

– Aunque hoy sea imposible evocar París sin la silueta de la torre, lo cierto es que Gustave Eiffel ofreció antes su proyecto a otras ciudades (entre ellas Barcelona), que lo rechazaron. ¡Qué poca visión de futuro!

– La torre fue concebida para el tiempo que durara la exposición universal de París de 1889, pero se quedó ahí para siempre.

– Para llegar arriba del todo habría que subir 1662 escalones. Para llegar al primer nivel es necesario subir 360. El primer y el segundo nivel están separados por 359 escalones. Los 979 restantes unen el segundo nivel y la cima. No están abiertos al público, por lo que debe usarse el ascensor obligatoriamente.

– Ha soportado todo tipo de amenazas, desde un destructivo rayo en el año 1902 hasta un pavoroso incendio en 1956, pasando por las órdenes de Hitler de demoler la torre antes de que el ejército alemán se retirara de París en 1944. Una orden que afortunadamente el gobernador militar alemán de París, Dietrich von Choltitz, desobedeció, para alivio de los millones de turistas que cada año viajan a París.

Sobre Gustave Eiffel…
Antes de embarcarse en el diseño de la Torre, Eiffel – que en realidad era de origen alemán, y cambiaron su apellido (Bonickhausen) por el de Eiffel a principios del Siglo XVIII-  realizó numerosas obras civiles por medio mundo. Entre ellas se encuentra el Puente de Triana en Sevilla, o el Puente sobre el Duero en Oporto, además de varias obras en Sudamérica.
También es responsable de la construcción del “esqueleto” de la Estatua de la Libertad de Nueva York.
Se dice que Eiffel era masón, y que estuvo implicado en un escándalo financiero del que salió finalmente absuelto. Fue el “Caso Lesseps”.
En sus últimos años, Eiffel se dedicó a la aerodinámica.

Y así pasaron 125 años… millones de historias, fotos y anécdotas que hacen que, la que fuera concebida como una estructura temporal, sea hoy la más famosa torre del mundo.

Lala Sanguinetti

Fuente 1

Fuente 2

abril 1, 2014

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *