planeta

Tierra llamando a Kepler 186f…

planeta

Es un poco más grande y un poco más frío, pero un planeta orbitando una estrella a 500 años luz de distancia, es la coincidencia más cercana de nuestro mundo descubierto hasta el momento. Así lo anunciaron este jueves astrónomos calificados.

El “planeta gemelo” de la Tierra, se encuentra en la constelación del Cisne, a una distancia de 500 millones de años luz.

Bajo la misión Kepler que lleva a cabo la NASA se encontró un nuevo planeta, conocido como Kepler 186f. Las observaciones del telescopio orbital Kepler y los análisis de los telescopios Keck y Géminis han confirmado la existencia de este planeta que podría ser habitable.

Al parecer su similitud con la tierra es importante: tiene un diámetro de 8.700 millas, el 10 por ciento más ancho que la Tierra, y su órbita se encuentra dentro de la “zona de Ricitos de Oro” de su estrella, Kepler 186 – no demasiado caliente ni demasiado frío, donde las temperaturas podrían permitir agua líquida fluyendo en la superficie -, por lo que es potencialmente hospitalario para la vida.

“Kepler 186f es la primera validación, el planeta Tierra en la zona habitable de una estrella más”, dijo Dr. Quintana del Instituto SETI y el Centro de Investigación Ames de la NASA en Mountain View, California, en una conferencia de prensa el jueves. “Tiene el tamaño correcto y está a la distancia correcta para tener características similares a nuestro planeta”.

Dr. Quintana es el autor principal de un artículo científico que describe los hallazgos en la edición de esta semana de la revista Science. Kepler 186f es el último planeta en ser tamizado de los numerosos datos recogidos por Kepler, que vigilaba más de 150.000 estrellas, en busca de ligeras caídas en el brillo cuando un planeta pasa por delante.

Por otro lado, con su mayor masa Kepler 186f podría concebiblemente tener un ambiente más grueso aislante para compensar. Las enanas rojas emiten más de su luz en las longitudes de onda más largas del infrarrojo, que serían absorbidas y atrapadas por el hielo y gases como el vapor de agua y dióxido de carbono con mayor facilidad.

Fuente

Lala Sanguinetti

abril 18, 2014

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *