eggs

Huevos de chocolate, huevos de Pascua… ¿y el conejo cuándo entra en la historia?

huevos 1 Regalar huevos de chocolate el domingo de Pascua no es una tradición consumista como algunos piensan. Su origen tiene una larga tradición que se ha vivido durante generaciones desde hace muchos siglos.

Es una tradición muy arraigada en Estados Unidos, Inglaterra y Europa central, y comenzó cuando los cristianos católicos, siguiendo la abstinencia de la Cuaresma no podían comer, entre otras cosas, huevos.

Los seguidores de esa tradición guardaban los huevos, y para mantenerlos frescos los bañaban con una fina capa de cera líquida, una vez terminada la Cuaresma, se reunían delante de la iglesia de su ciudad y los regalaban. Con el tiempo, la iglesia católica fue cambiando las tradiciones y hoy quedó limitada la abstinencia a la carne.

Sin embargo, la tradición de regalar huevos el domingo de Pascua permaneció y de hecho se extendió por el mundo. La única diferencia es que antes (algunos países o ciudades continúan manteniéndola tal cual) pintaban y decoraban huevos de gallina o pavo para regalar en pequeños canastos. Desde principios del siglo XIX se regalan huevos de chocolate.

pascua 3Para muchas culturas (Romanos y Griegos) los huevos son símbolo de vida y fertilidad, para los cristianos también el significado de la Pascua es una “vida nueva”.

¿Y el conejo?
El conejo forma parte de un juego, fantasía, tradición agregada por algunos padres para darle al momento una cuota de alegría o ilusión entre sus hijos.

Los niños creen, juegan a que creen, que el conejo, personaje de Pascua tal cual Papá Noel en navidad o los Reyes Magos en enero, trae sus regalos, que en este caso son huevos. Los padres esconden los huevos por distintos lugares de la casa y los hijos juegan a encontrarlos para comerlos.

Lo maravilloso de las tradiciones sean paganas o cristianas es que se expanden en el mundo y son la excusa perfecta para compartir en familia, jugar y, por qué no, deleitarse con algo tan rico como lo es el chocolate.

 

¡Felices Pascuas!

abril 20, 2014

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *