greenpace

Y nació la “República Glaciar”

greenpace Los chilenos se enteraron el 5 de marzo pasado que la organización Greenpeace “… funda un nuevo país en un territorio no reconocido por Chile, gracias a un vacío legal. República Glaciar es el nombre de la nueva nación”.

Y pasa a explicar que “los glaciares no son del Estado, ni de los chilenos; los glaciares no son de nadie”, según la frase aparecida en un aviso a página entera publicado en el diario ‘The New York Times’.

“República Glaciar nace porque en Chile existe un vacío en la legislación que no reconoce estas enormes masas de hielo como parte de su soberanía. Ni en la Constitución, ni en el Código de Aguas existe mención a los glaciares como bien público que debe protegerse activamente”, explicó Matías Asún, Director de Greenpeace en Chile.

La República Glaciar tiene 23.000 kilómetros cuadrados situados en los Andes, y todo el que quiera puede hacerse ciudadano de esta nación creada por Greenpeace para exigir a Chile la protección de sus glaciares. La escritora Isabel Allende acaba de sumarse a su población, de la que el primer ciudadano ilustre fue el antipoeta Nicanor Parra.

greenpeace2Lo cierto es que todo sucedió días antes de la asunción de la reelecta presidente chilena, y para dejar bien en claro que la cosa va en serio, el 13 marzo emitieron un nuevo comunicado informando que “una misión diplomática de República Glaciar llegó hasta la Moneda para presentar sus credenciales a la recién electa Presidenta de Chile, Michelle Bachelet. La comitiva arribó hasta las puertas del palacio de gobierno en vehículos diplomáticos con banderas de la nueva República. Hemos venido hasta el Palacio de la Moneda, en representación de los casi 40.000 ciudadanos que tiene República Glaciar, para presentar nuestras credenciales diplomáticas al Gobierno de Chile. Además, queremos solicitarle a la Presidenta un marco jurídico que garantice la protección de los glaciares”, manifestó Matías Asún.

“Estos hielos milenarios son las principales reservas de agua del país y contribuyen a la cuenca de los ríos y a la vida en gran parte del territorio y desde hoy serán parte de la República Glaciar.”

Obviamente que la República Glaciar no fue aceptada por todos, y algunos consideran este accionar de los ambientalistas como una usurpación, una insolencia y accionar ilegal, atentando contra la soberanía nacional de la República de Chile.

 

Lala Sanguinetti

Fuente

Fuente 2

Fuente 3

abril 23, 2014

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *