iceberg

Preocupa un iceberg gigante en el Pacífico

iceberg2En noviembre del año pasado el glaciar Pine Island (PIG, por sus siglas en inglés) ubicado en la Antártica generó noticia, pues el tremendo trozo de hielo que se había partido de este glaciar hacía sólo unos meses, comenzaba a moverse y tomar camino hacia las rutas de navegación en el sur del Atlántico y el Pacífico.

Desde ese momento, esta masa de hielo que tiene aproximadamente seis veces el tamaño de Manhattan y que fue bautizada como B31, comenzó a ser monitoreada por el instrumento MODIS (Moderate Resolution Imaging Spectroradiometer) del satélite de la Nasa, captando varias imágenes que ponen en evidencia su desplazamiento, como da a conocer en un video el sitio Earth Observatory.
Aunque la fractura de un iceberg “es un proceso normal”, como asegura la experta de la Nasa Kelly Brunt, el gran tamaño de éste alertó a los científicos y por ello están siguiendo permanentemente la ruta de este bloque de hielo que actualmente tiene 33 kilómetros de largo, 20 de ancho y unos 500 metros de espesor. Brunt aclara, eso sí, que hasta el momento el peligro es relativamente bajo, ya que el bloque de hielo no ha entrado en una zona de tráfico marítimo.

“No hay muchos barcos por allí. No estamos especialmente preocupados por las rutas marítimas. Sabemos siempre dónde se encuentran todos los icebergs grandes”, aseguró la experta de la Nasa. A los científicos les interesa especialmente este iceberg no sólo por sus enormes dimensiones, sino porque se desprendió en una zona inusual. “Es como una gigantesca tarta cuadrada flotando en el océano”, añadió Brunt.

icebergGrant Bigg, de la Universidad de Sheffield (Reino Unido), que ha estudiado el iceberg desde que la fractura fuera detectada por un satélite de la Nasa el año 2011, señala que “estamos haciendo una investigación sobre las corrientes oceánicas locales para tratar de explicar el movimiento correctamente. Ha sido sorprendente la forma en que han habido periodos de casi ningún movimiento, intercalados con otros de un flujo rápido”.

En tanto, David Jones, del British Antarctic Survey (BAS), destaca que “gracias a que se detectó de forma temprana la fractura, hemos sido capaces de estudiar su dinámica desde muy temprano en su ciclo de vida”.

El glaciar PIG ha sido objeto de un intenso estudio en las últimas dos décadas, pues su adelgazamiento y rápido drenado puede convertirlo en uno de los mayores contribuyentes al aumento del nivel del mar.

 

Lala Sanguinetti

Fuente

abril 25, 2014

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *