edificio

Seawer, un edificio flotante y purificador

edificio  Hace algunos años pensar en un edificio que navegue los océanos y que además los limpie de toda contaminación era una utopía que probablemente sólo podría existir en las películas de ciencia ficción. Hoy en día la realidad es otra, tal concepto, con todas sus implicaciones, existe y está a la espera de ser construido.

El rascacielos Seawer fue diseñado por Sung Jin Cho, un coreano que, preocupado por la gran cantidad de plástico que pone en peligro nuestros océanos, presentó este proyecto en ‘2014 eVolo Skyscraper Competition’, certamen que premia a las mejores propuestas de edificios a nivel mundial, y donde el edificio flotante ganó una mención de honor.

edificio2Se trata de una estación hidroeléctrica100% auto sostenible. Para lograr esto el Seawer se diseñó para funcionar con energía proveniente del sol, del agua de mar y de los desechos plásticos que filtra al darle tratamiento al agua por la que navega.

Según su creador, “su principal tarea es trasladarse por el océano limpiando el agua de basura plástica a la vez que genera energía eléctrica limpia. La estructura del Seawer consta de 5 capas de filtros similares a las barbas de las ballenas, que separan el agua de las partículas plásticas”.

Luego de ser separados, los residuos serían conducidos a una planta de reciclaje a bordo, donde se transformarían en energía eléctrica mientras que el agua es conducida a un tanque de sedimentación para ser liberada de nuevo en el océano.

Millones de toneladas de basura al año son descargadas en los océanos, estas a su vez se trasladan hasta acumularse en determinadas áreas como la Gran Mancha de Basura del Pacífico, conocida también como la ‘Sopa de Plástico’, este foco de contaminación marina posee dos veces el tamaño del estado de edificio3Texas, Estados Unidos, y contiene seis veces más plástico que biomas de plancton. Es también el motivo por el que Seawer fue diseñada en primer lugar.

La estructura cuenta con un gran hoyo de drenaje de 550 metros de diámetro y 300 metros de profundidad que sería localizada en el corazón de la ‘sopa de plástico’ para eliminarla. De darse la construcción de semejante proyecto, la humanidad estaría dando un importante paso en la recuperación de los océanos y del medio ambiente en general.

 

Lala Sanguinetti

Fuente

 

 

abril 27, 2014

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *