juan pablo II

San Juan XXIII y San Juan Pablo II

juan pablo IICerca de un millón de personas en Roma, y millones de católicos alrededor del mundo acompañaron un hecho histórico, celebraron la canonización en una emblemática ceremonia oficiada en Roma por Francisco, el primer papa latinoamericano, en una ceremonia histórica y sin precedentes en la que están reunidos cuatro Pontífices, con la participación del Sumo Pontífice Emérito Benedicto XVI.

Con la Plaza de San Pedro totalmente abarrotada desde las primeras horas de la mañana, el Santo Padre presidió la Misa en la que se rezaron las letanías de los santos y en la que el coro y la multitud entonaron emotivamente los himnos dedicados a ambos.

Luego, el Papa Francisco ha escuchado el pedido del Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, Cardenal Angelo Amato, quien, de acuerdo al rito de la canonización, solicitó tres veces que se declaren santos a Juan Pablo II y a Juan XXIII.

Tras escuchar la “tertia petitio”, Francisco pronunció la fórmula de la canonización con la que Juan Pablo II y Juan XXIII han sido declarados santos en este Domingo de la Misericordia, la misma ocasión en la que en el año 2005 falleció el Papa polaco.

El Papa Francisco declaró santos a los papas Juan Pablo II y Juan XXIII, los grandes Pontífices del Concilio Vaticano II. Esta es la fórmula completa con la que el Santo Padre elevó a los altares a ambos:

“Por honor de la Santísima Trinidad,
Exaltación de la fe católica
y el incremento de la vida cristiana,
por la autoridad de Nuestro Señor Jesucristo
y de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo, y nuestra
luego de una adecuada deliberación
y tras frecuente oración pidiendo la asistencia divina
y habiendo recibido el consejo de muchos de nuestros hermanos obispos
declaramos y definimos Santos a los Beatos
Juan XXIII
y Juan Pablo II
y los inscribimos en el libro de los santos
y establecemos que en toda la Iglesia ambos sean devotamente honrados.
En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo”.

Alrededor del mundo, los fieles católicos asistieron a oficios religiosos y otros actos para agradecer la elevación a los altares de Juan XIII, el “papa bueno” que convocó el Concilio Vaticano II, y Juan Pablo II, el “pontífice viajero”.

 

Lala Sanguinetti

Fuente

abril 28, 2014

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *