calzado

¿Cómo seleccionas tu calzado a la hora de elegir uno para salir a correr?

cabezal_fitness3

calzadoEn esta nota te dejo algunos consejos ¡para que tu elección sea la mejor!

Debes saber que correr es un deporte de impacto, y cada vez que damos una zancada en nuestra carrera todo nuestro cuerpo en general sufre un impacto. Tu pisada es un factor muy importante a la hora de seleccionar tu zapatilla de running correcta, ya que estas son diseñadas específicamente para los diferentes tipos de pisada.

En cuanto a terreno para correr, el mejor en lo que se refiere a absorción de impacto es donde se halla pasto. Las calles y aceras son terrenos duros y por lo tanto no absorben tan bien el impacto. La playa y la arena constituyen un terreno demasiado blando en donde se absorbe el impacto de sobremanera pero se pierde estabilidad, pudiéndose provocar lesiones de tobillos y rodillas.

A la hora de analizar tu pisada ten en cuenta que muchas veces los pies en posición estática pueden comportarse en forma totalmente distinta a cuando estas corriendo. Se dan los casos de que un par de perfectos pies en posición estática pueden transformarse en pies planos durante la carrera o pies cavos en posición estática, pueden cambiar a pies normales y en ocasiones hasta en pies planos mientras corres.

De aquí la importancia en que observes el desgaste, deformaciones y alteraciones de tus zapatillas usadas anteriormente para correr, ya que estas te mostrarán de forma fidedigna lo que le ocurre a tus tobillos y pies durante la acción deportiva. También sería muy importante que analices cómo se comportan tus pies durante la carrera; revisando además tu historial anterior de lesiones, si es que las tuviste.

Al tomar en cuenta todos estos elementos, el diagnóstico acerca de tu tipo de pisada será mucho más preciso.

Hay tres tipos de pisadas en corredores basadas en la altura del arco del pie. Las personas con los pies planos o arcos muy bajos tienden a sobrepronar. Por otra parte las personas con arcos altos tienden al efecto contrario, es decir a supinar y las personas con arcos normales, tienen un patrón de pronación normal.
La pronación se produce en la articulación por debajo del tobillo articulación subastragalina, se da cuando se produce la fase de amortiguación de la carrera, la zona del metatarso del pie toma contacto con el suelo, a medida que el centro de gravedad se desplaza hacia adelante el pie va rotando hacia el interior al mismo tiempo que el talón se va aproximando al suelo, aproximación que varía de forma inversa a la velocidad de desplazamiento.

Cuando caminas o corres, la pronación ayuda a reducir el impacto del contacto inicial. Sin la pronación todo el impacto de cada apoyo sería transmitido a la parte superior de las piernas y afectaría la mecánica normal de las extremidades inferiores. Además de actuar como amortiguador de impactos, la pronación también ayuda al pie a reconocer sobre qué tipo de superficie estamos corriendo para estabilizarlo y ajustarlo a la misma.

Tipos de Pisada:

PISADAS

-Pronador:
La característica del pie pronador consiste en un derrumbamiento del pie hacia la zona interna del mismo. Cuando corremos, nuestros tobillos tienden a girar hacia adentro, es común, de hecho es una amortiguación natural con la que se defiende el cuerpo. La pronación es un afecto fisiológico y necesario con el que el pie disipa parte de la carga que recibe en cada zancada para adaptarse a las irregularidades del terreno, sino fuera por ese movimiento pronatorio nuestros pies sufrirían casi constantes lesiones; pero cuando esa pronación está aumentada en exceso se habla de un corredor con pisada pronadora.

Las zapatillas de running de un corredor con pisada pronadora muestran un desgaste extra en todo el talón y la cara interior de la “puntera”, especialmente a la altura del dedo gordo del pie.

Se debería considerar usar zapatillas que puedan proporcionar control de estabilidad o de máximo soporte. Las zapatillas con control de estabilidad dan un grado mayor de estabilidad y amortiguación, mientras que las de máximo soporte son las más estables que se pueden encontrar. Las zapatillas de running de ambas categorías ayudarán a que tus pies distribuyan el impacto de forma más efectiva.

-Neutro:
Significa que los tobillos no tienden a girar ni hacia el interior ni hacia el exterior del pie, cuando uno corre.

Tendrás una pisada neutra si el desgaste de la suela de tus zapatillas tiene forma de S, desde el exterior del talón (lateral) hasta el dedo gordo del pie. Cuando tienes una pisada neutra puedes utilizar una amplia variedad de modelos, pero las zapatillas de running neutras que ofrecen amortiguación y soporte son las más recomendadas.

-Supinador:
Es el efecto contrario a la pronación, es decir cuando hay una ausencia o disminución del efecto pronatorio fisiológico, ofreciendo un apoyo por la parte externa del pie.

Se trata de un pie muy estructurado y con poca movilidad con una bóveda plantar aumentada y el tobillo hacia afuera. Los corredores con pisadas supinadoras desgastan sus zapatillas todo a lo largo de los bordes externos y no solo en la zona del talón.

Ya que los corredores con pisada supinadora tienden a ser susceptibles a lesiones, debido al impacto, deberían elegir zapatillas de running neutras con mucha amortiguación, ya que la amortiguación extra reducirá el impacto que sufrimos mientras corremos.

Con toda esta información, ¡seguro que tu próxima elección de zapatillas de running será la acertada!!

abril 30, 2014

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *