URUGUAY-MUJICA

Mujica en el Quincho de Varela: “el ausentismo es grande y en la esfera pública es notable”

URUGUAY-MUJICAEl Presidente Mujica asistió al tradicional almuerzo del 1º de Mayo en el “Quincho de Varela”. La reunión duró unas cuatro horas, y concurrieron embajadores, empresarios, directores de empresas públicas y ministros.

Este año concurrieron unos 260 comensales al Quincho Varela, vecino de la chacra del presidente, perteneciente a un amigo cercano de Mujica quien ofició de anfitrión.

A diferencia de otros años, la ausencia de la plana mayor del Pit-Cnt y de empresarios que solían concurrir – como el propietario de Buquebus y BQB Juan Carlos López Mena – fue notoria. Tampoco asistió, pese a haber sido invitado por primera vez, el vicepresidente Danilo Astori. Entre los comensales se encontraban los ministros Mario Bergara, José Bayardi y Eduardo Bonomi, los embajadores de Argentina, Venezuela y China, el intendente de Canelones – Marcos Carámbula -, el presidente de la gremial de carnavaleros Daecpu, Enrique Espert, Mario Menéndez, presidente de Cambadu, la gremial de almaceneros y baristas, y la princesa Laetitia D’Aremberg, dueña del tambo Lapataia.

Mujica llegó sobre las 14 horas acompañado de su perra luego de asistir al acto del 1° de mayo, y dijo que le parece “muy bien que la gente reclame” pero pidió “más compromiso” porque el “ausentismo es grande y en la esfera pública es notable”. El presidente compartió la mesa de cabecera con varios embajadores, con Julissa Reynoso de Estados Unidos sentada a su izquierda y el representante brasileño, João Carlos de Souza, a su derecha.

Los invitados disfrutaron de una “picada” que incluía empanadas, brochettes de pollo y croquetas de queso, para luego dar paso al plato principal, el tradicional asado con varios tipos de carne: vacuno, pollo, lechón, cordero; chorizos, morcilla, ensalada de tomate, lechuga y papas, y de postre helado triple, todo acompañado con vino “Triple alianza”, whisky, champagne y café.

En la sobremesa, Mujica quiso aclarar que la reunión era organizada por Varela. “Yo lo acompaño porque es mi amigo. El presidente jamás le dio manija ni nada por el estilo. No puedo ocuparme de quién invita y quién no invita. Hay proletarios, hombres de gobierno y empresarios. No hay un criterio de clase, hay un criterio de amistad y humanidad. Este es un país republicano”, sostuvo.

Y aprovechó para disparar que quienes no estén de acuerdo con estas reuniones, que se realizan desde hace 15 años “no tienen otra cosa que hablar por teléfono con el gordo Varela y se terminó el partido, nunca quiso quitar espacio a los trabajadores”, dijo Mujica y continuó “La culpa la tiene la prensa. Esto hace más bulla, por lo raro, por el entrevero. El gordo Varela es mi amigo, los trabajadores son mis amigos. El Uruguay es lo que cuenta”, señaló, y agregó que “Los trabajadores no se tienen que ofender por esto”.

Durante la reunión, el presidente también hizo mención a algunos asuntos de Estado clave como las inversiones chinas para reactivar el ferrocarril; reveló que ya firmó el decreto de regulación del mercado de la marihuana y aclaró que su producción será controlada por el Estado.

Con el Quincho decorado con fotos Hugo Chávez, del “Che” Guevara, los escritores Jorge Luis Borges y Mario Benedetti, del presidente estadounidense Barack Obama, del propio Mujica, del chileno Salvador Allende y de Carlos Gardel, y con los Olimareños de fondo fue llegando a su fin el almuerzo, que este año brilló por las ausencias.

 

Lala Sanguinetti

Fuente 1

mayo 2, 2014

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *