j fox

Famosos que eligieron desafiar el Parkinson

mohamed“Vuela como una mariposa y pica como una abeja”, esa es la frase que mejor definía en el ring a Muhammad Ali, ex campeón del mundo de los pesos pesados, y toda una leyenda en el mundo del boxeo. Sin embargo, ahora libra la que quizá sea la batalla más importante de su vida: lucha contra la enfermedad de Parkinson.

Tes años después de retirarse en 1981 sintió los primeros síntomas de la dolencia, desde entonces y hasta hoy, Alí se enfrenta a una lucha que no será capaz de derrotarle, aún se recuerda el momento en el que el gran campeón encendió la antorcha olímpica en los Juegos Olímpicos de Atlanta en 1996.

Actualmente esta figura del boxeo es la cara más conocida del Muhammad Alí Parkinson Center (MAPC), una asociación norteamericana que intenta buscar nuevos tratamientos para combatir la enfermedad y mejorar la calidad de vida de las personas que la padecen y sus familias.

Rasheda Alí, hija del mítico campeón, escribió recientemente “Te llevaré de la mano para que no te caigas”, libro en el que narra su propia experiencia cuidando a su padre. Rasheda cuenta cómo el mítico deportista batalla para vencer a la dolencia “Mi padre lleva una vida muy activa, viaja constantemente y dentro de las limitaciones de su enfermedad nos dice que es feliz”.

La Ciencia busca las razones del “nacimiento” de esta enfermedad, busca e investiga incansablemente la forma de frenarla o arrancarla de cada uno de los que la padece, la Ciencia no descansa, pero aún no llega, y sigue buscando…

Otro caso de Parkinson conocido en el mundo del espectáculo es el de Michael J. Fox, legendario actor de “Volver al Futuro”.

j fox“La vida me impuso una catástrofe, pero encontré la riqueza de mi alma”, explica el actor, quien ya cuenta con cincuenta años pero que se ve mucho más joven que eso, gracias a su físico cuidado y a su estatura. También tiene buen aspecto debido a su medicación, que parece tener controlada la enfermedad. Desde que Michael J. Fox supo su enfermedad no dudó en no sólo empezar un tratamiento sino también en comenzar a concientizar sobre el Parkinson. Recorrió el mundo demostrando que la actitud puede hacer que las personas que padecen esta dolencia puedan de alguna manera seguir con su vida, como lo hace él.

Fox notó los primeros síntomas del Parkinson en 1990, mientras filmaba Doc Hollywood. Siguió trabajando en películas como Presidente americano junto a Michael Douglas pero, para cuando filmaba la comedia televisiva Spin City, la situación se había tornado excesivamente complicada. Asegura que, tras haber “tocado fondo”, resurgió gracias al amor de su mujer y sus hijos.

Debió retirarse, dejar la actuación y comenzar a “ocuparse” de su salud. Los tratamientos y el amor incondicional de su familia le permitieron recuperar su vida, y con ello volver a su trabajo como actor con una comedia que muestra su propia vida, ironizando y divirtiéndose de cada una de las situaciones que el Parkinson le plantea, pero sobre todo tratando de ser un marco referencial y alentador para quienes padecen la enfermedad, o quienes conviven con alguna persona que la tenga. En Michael J. Fox Show, el actor exhibe de forma descontracturada cómo es lidiar con la familia, el trabajo y el Parkinson. Su propia vida.

Mañana sábado desde las 10 de la mañana, en el 5° piso de la IDM, se estará realizando una Jornada sobre la enfermedad.
La doctora Adriana Cardozo, Neuróloga del Hospital de Maldonado, ex integrante de la Unidad de Parkinson y trastornos del Hospital Clinic de Barcelona estará disertando sobre el Parkinson: Pasado, Presente y Futuro.

Conversamos con ella para conocer las causas y saber dónde está la Ciencia en este momento respecto a la enfermedad.

Nos cuenta que el 5% de los casos de Parkinson son genéticos, mientras que el restante 95% son esporádicos. En el caso de J. Fox, que se encontró con la enfermedad siendo muy joven, se trataría de uno de los pocos que llega a la enfermedad por causa hereditaria. En los casos esporádicos, lo que hay es una predisposición genética de la persona.

ceremaSi bien se asocia el temblor a la característica externa visible del Parkinson, la doctora Cardozo nos aclara que no es la característica principal de la enfermedad. Lo que podría definir desde fuera al Parkinson es el enlentecimiento, la lentitud de quien lo padece; es más, aclara que se puede tener Parkinson y no padecer temblores.

Nos explica que al inicio de la enfermedad, en una primera etapa donde el paciente es diagnosticado y medicado, se tiene casi el 100% de funcionalidad y puede llevar incluso una vida casi normal. Es recién con la enfermedad avanzada donde la independencia de movimiento se hace imposible e incluso aparecen otros trastornos que tienen que ver con la conducta y las actitudes de la persona.

Hoy por hoy la Ciencia, nos cuenta, se enfoca en investigar la etapa premotora, pre clínica del Parkinson. Estudiar los síntomas para poder detectar la presencia de la enfermedad antes de que se desencadenen los síntomas motores, y de esa forma poder detener el progreso del Parkinson en el individuo.

Es una de las enfermedades más desafiantes para el mundo de la Ciencia y la Medicina hoy en día. Si bien es real que actualmente no tiene cura, también es cierto que se ha avanzado mucho en cuanto a la investigación y a la mejora de la calidad de vida de quienes lo padecen, aseguró la Neuróloga que trabaja en el Hospital de Maldonado y atiende sus pacientes en CEREMA .

 

Ro Freda

mayo 16, 2014

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *