venezuela

Líneas aéreas reclaman 3.000 millones a Venezuela y cancelan operaciones a Caracas

venezuelaLa alarma se disparó hace meses cuando las aerolíneas empezaron a avisar que en algún momento – si no se regularizaba la situación – dejarían de ir a Venezuela.

“Existe el riesgo real de aislamiento de aquí a unos meses”, declaró Figuera, en momentos en que Alitalia confirmó la suspensión de sus vuelos a Caracas durante cinco meses, siguiendo los pasos de Air Canadá en marzo, y mientras otra decena de empresas recortaron frecuencias y bloquearon ventas.

Desde 2003, en Venezuela rige un estricto control de cambio, y las aerolíneas están obligadas a vender los boletos internacionales en bolívares y luego intentar que el Gobierno entregue los dólares correspondientes.

Durante años Venezuela fue un destino muy rentable, aunque diferente por las peripecias cambiarias, con un bolívar sobrevaluado, el control de cambios y un mercado negro de divisas disparatado.

En marzo el director general de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), Tony Tyler, hablando en Ginebra, calificó la situación como insostenible y profetizó que “las compañías no podrán sostener las operaciones de manera indefinida si no se les paga”. Frente a esto el mandatario venezolano Nicolás Maduro fue fulminante: “Aerolínea que reduzca (operaciones), tomaré medidas severas. Aerolínea que se vaya del país no vuelve mientras nosotros seamos gobierno”, advirtió.

Sus palabras no fueron obstáculo para que una decena de compañías redujeran su oferta entre hasta un 75%, y cuatro días después AirCanadá anunció que suspendía las operaciones. Alitalia también se sumó ya que tiene pendientes de cobro más de 130 millones de euros.

Alitalia y Air Europa fueron las primeras compañías que hace cinco meses advirtieron sobre sus dificultades y realizaron negociaciones. Alitalia incluso recibió y aceptó una oferta de cobrar parte en combustible, parte en bonos y parte en dólares, que nunca fue concretada por el Gobierno; American Airlines señaló, en su cierre de cuentas del primer trimestre de 2014, que tenía retenidos en Venezuela 750 millones de dólares; Copa asegura que el gobierno chavista le adeuda 487 millones de dólares, más que las ganancias mundiales de la empresa en todo 2013, mientras que AirFrance habla de una deuda de 199 millones de euros, casi una vez y media el beneficio del gigante de la aviación mundial.

Mientras que las aerolíneas cancelan sus frecuencias desde y hacia su país, los venezolanos luchan por conseguir algún pasaje que no sea disparatado en precio, ya que según los agentes de viajes cualquier boleto cuesta fortunas en bolívares. “La ruta a Caracas, por las distorsiones, se ha vuelto el destino más caro de toda América Latina hacia y desde cualquier punto europeo. Es más caro incluso que ir a Brasil en pleno Mundial”, explicó una agente de viajes.

 

Lala Sanguinetti

Fuente

mayo 17, 2014

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *