Posted On 04/06/2014 By In El Mundo With 745 Views

Cuatro ingleses y un uruguayo

viajeros2 “Negro” ese es su nombre original del perro de “Nacho” Etchechury, vecino del balneario Solís. Negro se hizo famoso en las redes sociales y recorre los portales en internet; ya se lo conoce como el “perro da copa”.

Hoy está en Brasil. Llegó caminando junto a sus padres adoptivos, cuatro jóvenes y aventureros ingleses que recorren 1.966 Km. para vivir “in situ” la Copa del Mundo.

Al “Negro” siempre se lo veía en el centro comercial Barreira de balneario Solís recorriéndolo de punta a a punta, desde la barraca hasta la farmacia, haciendo base en el carro de comidas instalado al frente de su casa. Pero un buen día le dijo adiós al balneario y a su dueño y se fue caminando rumbo al Mundial.

La historia comienza con cuatro amigos ingleses, Adam Burns (27); David Bewick (32); Pete Johnston (30) y Ben Olsen (31), radicados en Australia, los cuales hicieron la promesa de llegar a la Copa del Mundo caminando.

Planificaron su odisea para recorrer exactamente 1.966 Km, fijando como destino la ciudad de Porto Alegre. La distancia no es casual, sino muy significativa para los ingleses, ya que 1.966 es el año que Inglaterra organizó el Campeonato Mundial de Fútbol.
En la búsqueda de una ciudad de partida que coincidiera con la distancia, optaron por la ciudad argentina de Mendoza, elegida además por sus buenos vinos, según comentan en su cuenta de facebook los aventureros.

En febrero viajaron a Mendoza para ajustar los detalles de la hoja de ruta, iniciando la odisea el 3 de marzo. La partida fue frente al estadio Bautista Gargantini del club Independiente Rivadavia. Pete, David y Adam recorrieron 30 Km. por día hasta llegar a Buenos Aires, ya en el mes de abril, donde se unió el cuarto aventurero, Ben.

viajeros1Los jóvenes aventureros llegaron a Uruguay, y en su paso por balneario Solís se les sumó un nuevo integrante, el “negro”, el perro de Etchechury.

Los siguió y los siguió… hasta que finalmente, los ingleses lo adoptaron y lo bautizaron con el nombre de “Jefferson”. Vestido con la camiseta de Inglaterra, recorrieron más de 600 Km. juntos hasta llegar al Chuy, ingresando a territorio brasileño el 16 de mayo. El 30 de ese mes partieron rumbo a Arambaré, ciudad ubicada a 150 Km. de Porto Alegre, esperando llegar a la capital gaúcha el próximo domingo, 8 de junio.

Los aventureros irán a ver los partidos de la selección inglesa, ya tienen entradas para los partidos ante Italia y Costa Rica, pero aún buscan entradas para el partido con Uruguay. Consideran tanto a Italia como Uruguay (incluso sin Suárez) rivales muy difíciles para Inglaterra. Sin embargo, confían en que su selección pasará a la siguiente ronda y sueñan con verla en la final, aunque apuestan a una decisión entre Argentina y Brasil: “Será un juego fantástico, con una atmósfera increíble”, aseguran los aventureros ingleses.

Antes de volver a su país de origen, los ingleses tienen una misión que cumplir. Pretenden encontrar alguien que adopte a “Jefferson”, para lo cual ya tienen algunas opciones. Pero si no encuentran un lugar… “estoy pensando en llevarlo de vuelta a Sydney conmigo, pero para eso tenemos que llevarlo a una clínica veterinaria para un chequeo”, dice Adam.

Los ingleses cuentan sus hazañas en la red social Facebook Walk to the World Cup.

Un mundial dentro y fuera de las canchas.

 

Ro Freda
Fuente: Facebook y Semanario La Prensa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *