selfie

Los fotos en las redes sociales, ¿”Me gusta”?

Hoy en día estamos acostumbrados a ver y leer la vida de nuestros “amigos” virtuales en las redes sociales. Los acompañamos en sus viajes, y le ponemos “Me Gusta” cuando alguien nos muestra a su hijo mayor jugando en el jardín, o cuando aparece toda la familia de paseo por el parque.

Sin dudas que las redes sociales son una buena manera de estar en contacto con nuestra familia y amigos, y hacerlos partícipes de los momentos que estamos atravesando. Pero, ¿estamos cometiendo un grave error? Según los expertos, sí, estás cometiendo un grave error y si publicas fotos de tus hijos, los estás exponiendo.

Esto no quiere decir que no puedas compartir más, simplemente quiere decir que tenés que tomar ciertos recaudos antes de postear la foto de los más chicos. Acá van algunos tips:

–       Nunca des indicios de dónde se encuentran, ni de los lugares que frecuentan y son parte de la rutina. Evitá dar datos específicos como: “En la placita del shopping como todos los martes”. De hecho nunca des datos de tus rutinas ni publiques agenda.

–       Si la foto la sacás con un celular, o una Tablet, que no aparezca la ubicación de dónde se tomó.

–       Nunca publiques los datos del menor. No pongas su nombre o apellidos al nombre del archivo de la foto, ni que hablar de que no tenga su cuenta propia en una red social…

–       Cuidado cuando aparece tu auto en una foto, al menos, intentá que no salga la matrícula.

–       “Ya los extraño” ¿cuantas veces leíste eso en el muro de un amigo? Grave error, nunca des indicios de cuando ni dónde están, y menos si están solos.

Hay muchísimas páginas en las cuales podes consultar sobre seguridad informática y tomar los recaudos necesarios. ( www.guiainfantil.com ;  www.welivesecurity.com ; www.internetsociety.org  entre miles.)

Los adultos creemos que al retratar cada segundo de la vida de nuestros chicos y publicarla estamos compartiendo con quien nos importa, pero en realidad los estás exponiendo –sin filtro- a quien quiera verlos. Tomá tus recaudos, y pedile con tus amigos y familiares que no publiquen fotos de tus hijos sin tu consentimiento.

Incluso los psicólogos están comenzando a ver los efectos de los niños sobreexpuestos. Crecen y se encuentran con toda su vida en la web, pero a ellos nadie les preguntó querían publicar su vida.

Da para pensarlo… y recordá que una vez que publicaste la foto, ya no te pertenece.

 

Lala Sanguinetti

septiembre 14, 2014

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *