estaciones

Con el tanque vacío

Este pasado jueves se reunieron representantes de la Unión de Vendedores de Nafta (Unvenu) y de Ancap para analizar los reclamos. Los empresarios sostienen que los ingresos de las estaciones bajaron un 10 % debido al aumento de los costos fijos a los que se tuvieron que enfrentar en los pasados 12 meses.

Los estacioneros habían anunciado que realizarían un paro sobre fin de setiembre, para buscar soluciones y no volver a pasar por lo que pasaron entre julio de 2013, y julio de 2014, cuando el cambio en la paramétrica aplicado por Ancap a los combustibles redujo notoriamente el margen de ganancia de las estaciones. Pero antes de confirmar el paro tenían pendiente una reunión con la empresa estatal, dónde supuestamente Ancap presentaría “una propuesta” para destrabar el conflicto.

Finalizada la reunión, Añón, presidente de la Union de Vendedores de Nafta del Uruguay sostuvo que Ancap “no presentó ninguna propuesta”, por lo cual la gremial confirmó el paro para el 29 y 30 de setiembre, que afectará “la venta de combustible en todo el país”.

En este marco, Luis Romero, director Nacional de Trabajo sostuvo que el gobierno “no puede permitir que se produzca un faltante de combustibles”. Por lo que considera que si Unvenu, no establece “un servicio de emergencia”, se procederá a decretar la esencialidad.

“El paro es una acción extrema. Es una medida que los empresarios como los trabajadores pueden tomar, pero también tienen que tener en cuenta sus responsabilidad”, dijo Romero quien cuestionó el momento para el paro “Me extraña que esta medida se tome justo ahora. En este país no somos tontos. Estamos seguros que alguien aplaudirá las medidas de los estacioneros. No es la población la que tiene que pagar”.

Los estacioneros reclaman que el aumento de las ventas generó la necesidad de contratar más mano de obra, que aumentó la venta con tarjeta de crédito, lo que reduce aún más el margen de ganancia de las estaciones, y otro aspecto que los aqueja es la seguridad, ya que las estaciones que trabajan en el horario nocturno deben contratar a un guardia, que cuesta cerca de $ 40 mil por ocho horas diarias.

320 estaciones de un total de 480 en todo el país, piensan adherirse al paro de los 29 y 30 de setiembre próximos.

Lala Sanguinetti

Fuente

septiembre 19, 2014

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *