sabina

“500 Noches para una crisis”, 6 Noches de disfrute

Tras agotar y vender las 11 mil entradas disponibles para su ciclo de seis funciones, Joaquín Sabina comienza hoy a cantar en el Auditorio Nacional del Sodre.

Hasta el próximo 9 de octubre el gran contador de historias nos llevará a recorrer sus más grandes éxitos, en el marco de su gira “500 noches para una crisis”, que marca su regreso como solista luego de realizar varios conciertos junto con Joan Manuel Serrat.

Buscando un ambiente íntimo, generando un clima de complicidad, “500 noches para una crisis” nos pasea por su amplio repertorio, girando principalmente en torno al disco de 1999  “19 días y 500 noches” que comercialmente lo llevó a la cima de su carrera.

El telón de fondo para los 71 minutos que dura su show, será una gran pantalla dónde se proyectarán pinturas y dibujos de su autoría. Sabina ha dedicado parte de sus horas de gira en plasmar pensamientos en imágenes, en dibujos y con la recopilación de los mismos, lanzó un libro de ilustraciones de la mano de Editorial Planeta, cuyo nombre “Muy Personal” lo dice –casi- todo.

Entrevistado por el diario Clarín de Argentina, Sabina dijo que “Me parece que el libro, con mis dibujos, son prescindibles”, y que simplemente fué un  “un juego que tomó cuerpo a lo largo de los años de acumular trozos de diarios, chistes, furcios, pedazos de canciones y dibujos caóticos”.

Sabina confiesa que “pintar es un placer insolidario sin público ni miedo al escenario”... “Es cierto que cuando hacía esos cuadernos pensaba que no los iba a ver nadie más que la persona que duerme conmigo, a la que a veces le mostraba algo. Porque también hay mucha palabra, que tiene que ver con algo íntimo. Pero digamos también que soy más bien impúdico. No conservo para mi intimidad tantas cosas como otros que tienen un corazón de monjas de clausura. Me parece que no hay nada sagrado en la intimidad”,

En referencia al disco elegido para ser eje de su gira, el trovador reconoció que “Hubo un antes y un después” en su vida en la época que grabó “19 días y 500 noches“.

Dejé de consumir algunas sustancias inadecuadas, tuve un ictus -que es un accidente cerebral bastante serio que por suerte no dejó secuelas, me enamoré de la misma mujer con la que sigo quince años después, lo que en mí es un récord Guinness y dejé una especie de testamento, porque me parecía que 50 años era una edad mucho mayor a lo que yo hubiera pensado llegar nunca” explicó el artista que confesó espera envejecer “sin dignidad”.

6 Shows, 6 noches inolvidables para quienes compraron sus entradas anticipadas, y disfrutarán de este gigante de la canción, una vez más, en suelo uruguayo.

Lala Sanguinetti

Fuente

septiembre 30, 2014

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *