guantanamo-_271150

Guantánamo: Pactos y rechazos

Según una consulta realizada por la empresa Cifra, la mayoría de los uruguayos estaríamos en contra de la llegada de los reclusos provenientes de Guantánamo en calidad de refugiados. Un 40% de los uruguayos opina que esta decisión tendría que ser tomada por el parlamento en su conjunto.

Cuanto más nos acercamos a la fecha de llegada, más grande es el rechazo hacia la misma según los números registrados por la consultora. Entre abril y septiembre el rechazo a la venida de presos de Guantánamo saltó del 50% al 58%.

Asimismo, en el mismo período, bajó el porcentaje de quienes apoyan la llegada de estos presos de 30% a 24% y quienes no tienen opinión formada de 20% a 18%.

Partidariamente, en pleno auge electoral, entre los frenteamplistas el rechazo alcanza el 36%; entre los votantes indecisos un 57%; mientras que llega a un 80% de los colorados y  del 82% entre los nacionalistas.

En cuanto al apoyo alcanza al 40% entre los frentistas, al 12% de los indecisos, al 10% de los colorados y al 8% de los votantes del Partido Nacional.

Según publica el diario El Observador, meses atrás se realizó el intercambio de una nota diplomática entre la embajada de los Estados Unidos en nuestro país y Cancillería uruguaya. En ella queda explícito que el Estado se comprometió a recibir a los seis presos que llegarán de Guantánamo, resultado del compromiso verbal entre José Mujica y Barak Obama.

Además de esa nota diplomática, existe una “nota reversal”, según le comunicó vía telefónica, Julissa Reynoso al candidato a la vicepresidencia por el Partido Nacional, Jorge Larrañaga.

Esta “nota reversal” según explica el matutino, es un recurso utilizado por los cuerpos diplomáticos y le da un carácter más formal que una carta, pero no llega a ser un tratado. Para este caso, se considera que no es necesario la firma de un tratado ya que los presos llegarán amparados por la ley 18.076, en carácter de refugiados que establece que “toda persona tiene derecho a solicitar y recibir refugio en el territorio nacional, en salvaguarda de su vida, integridad física, moral e intelectual, libertad y seguridad”.

Al parecer, el gobierno uruguayo firmó un compromiso con los reclusos, asunto que se mantuvo en calidad de reserva hasta ahora que se supo que los seis reclusos de Guantánamo que vendrán a radicarse a nuestro país firmaron un documento en el que se establece que llegarán a Uruguay en calidad de refugiados y Uruguay les garantizó acceso a salud y educación.

 

Lala Sanguinetti

Fuente 1  /  Fuente 2

octubre 2, 2014

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *