bici

Dolores o molestias que pueden aparecer al andar en bicicleta

cabezal_fitness3

Los dolores de rodilla son unas de las principales molestias en ciclistas, la verdad es que también se recomienda hacer ciclismo a casi todas las personas que han tenido algún problema en sus rodillas, ya que es un ejercicio que cuando se realiza con una técnica adecuada sirve para fortalecer la articulación sin el impacto de la carrera.

En la mayoría de las ocasiones el dolor de rodilla es debido a una posición incorrecta del ciclista. Por este motivo lo más recomendable es hacerse un análisis biomecánico para que un profesional determine cuál es la posición más adecuada para poder pedalear cómodo y evitar lesiones o molestias ya sean de rodilla u otras.

Las causas más frecuente de los dolores de rodillas mientras andas en bicicleta son:
-Asiento demasiado bajo. Es lo más habitual, suele generar molestias en la cara anterior de la rodilla.
– Asiento demasiado alto. Se puede dar molestias en la cara externa o posterior de la rodilla.
Además de la posición del asiento, la colocación del pie sobre el pedal también puede tener influencia sobre las molestias de rodilla. En este sentido, debemos colocar la traba de manera que nos permita colocar el pie de forma natural sobre el pedal, es decir, sin transmitir ninguna tensión a la rodilla. El pie debe apoyar en el pedal en la zona del metatarso, ya que si la traba está mal colocada, nos podría obligar a pedalear con el talón hacia afuera y eso traería dolores y molestias en la cara externa de la rodilla.

También pueden aparecer otras molestias como:
-Pies dormidos. La causa suele ser una traba demasiado adelantada, zapatillas demasiado angostas que se sientas incomodas o un pie inestable.
-Manos dormidas. Posible causa suele ser un manillar demasiado bajo respecto a la altura del asiento, así como un asiento demasiado adelantado.
-Dolor lumbar. Las causas pueden ser múltiples, pero las más frecuentes son cuatro, asiento demasiado retrasado, asiento demasiado alto, o existencia de alguna asimetría o falta de fortalecimiento de la zona media.
-Adormecimiento o dolor perineal. Lo más frecuente es que el asiento sea demasiado estrecho o que este a una altura excesiva.
-Dolor cervical. Esta molestia es frecuente cuando el manillar está demasiado cerca del asiento, y a su vez esto haga que el ciclista vaya con los brazos demasiado encogidos. También sucede cuando el manillar está demasiado bajo respecto al asiento. Esta circunstancia se da cuando la talla del cuadro es más pequeña de lo recomendable.
-Dolor en lo gemelos. Lo más probable es que la traba este demasiado adelantada o el sillín demasiado bajo.

Tec. Valeria Britos.

octubre 3, 2014

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *