gaurderia

Ordenando el jardín

Hasta el momento en el Uruguay muchas “guarderías” funcionan sin ningún tipo de habilitación del Ministerio de Educación y Cultura pero eso llegaría a su fin. Según las cifras publicadas por el propio MEC se sabe que hay por lo menos un 18% de guarderías que no tienen los permisos correspondientes, o sea hay aproximadamente 75 guarderías no tienen ningún tipo de habilitación.

A partir de ahora, los centros de educación inicial deberán tener un “proyecto educativo”, un responsable técnico con formación terciaria y cumplir con un mínimo de funcionarios por niño, según nueva reglamentación.

Frente a esta conocida situación, la coordinadora del Área de Educación en la Primera Infancia, Yolanda Echverría, junto a autoridades del Ministerio anunciaron que a partir del año próximo ningún jardín de infantes podrá abrir sus puertas si no tiene la autorización expresa del Ministerio del Educación y Cultura (MEC), y las autoridades tendrán la potestad para disponer el cierre definitivo de estos centros que no cuentan con la correspondiente habilitación, y para ello se presentó este lunes el nuevo decreto que reglamenta estos centros.

El decreto establece que no podrá haber “guarderías” en casas de familia, y si funcionan en clubes o centros comunitarios, “deberán contar con acceso exclusivo”, así como “salones y baños propios”, dijo la coordinadora del área.

La norma prevé también que la plantilla de personal de los centros deberá ajustarse según una nueva proporción, que exige un adulto cada tres niños menores de un año, un adulto cada cinco niños de un año, uno cada siete niños de dos años, un adulto cada 15 niños de tres años y un adulto cada 20 niños de entre 4 y 5 años.

Según aseguró Echeverría, a veces estos locales abren al público y luego tramitan la habilitación, pero a partir del nuevo decreto ya no será aceptable. Para cumplir con la nueva normativa los jardines de infantes existentes tienen 180 días para regularizarse.

También quedaron establecidos varios tipos de sanción ante cualquier tipo de incumplimiento. Primero habrá una observación, luego un apercibimiento y después multas que van de cinco a 20 Unidades Reajustables. Si aún persiste la infracción se puede resolver la clausura temporal del jardín de infantes y finalmente el cierre definitivo del local.

La coordinadora del Área de Educación en la Primera Infancia aclaró que el MEC podrá iniciar “acciones penales cuando corresponda”, colocar un cartel en el local que indique al público su clausura.

 

Lala Sanguinetti

Fuente

octubre 7, 2014

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *