Posted On 07/10/2014 By In El Mundo With 573 Views

Un ícono se pone “Verde”

Uno de los más reconocibles símbolos ingleses se adapta al cambio. Diseñadas en 1936 para el jubileo de la coronación de Jorge V, las cabinas telefónicas pasaron a ser parte del patrimonio británico, al igual que los autobuses rojos de dos pisos o los taxis negros.

Pero las cabinas telefónicas, históricamente rojas, ahora son verdes, y son Solarbox (cabinas solares).

A man shelters under an umbrella as he walks past red telephone boxes in central LondonEn uno de los puntos más transitados y concurridos del país se inauguró la primera Sandbox, y la sorpresa de los transeúntes de Tottenham Court Road, fue grande al ver una cabina verde.

Y la transformación no va solo por fuera, ya que la Solarbox se reinventó y se ajustó a los tiempos modernos donde ya nadie hace “llamados” desde una cabina telefónica, y simplemente se utilizaban por los turistas para hacerse una “selfie” o foto típica.

Ahora, al entrar a esta nueva versión, en vez del antiguo teléfono a monedas, en el cubículo hay cuatro tomas eléctricas que permiten recargar gratuitamente un teléfono o una tablet.

La cabina busca adaptarse 100% a la nueva conciencia, por lo que funciona con paneles solares que permiten almacenar energía en una batería, y alimentan a la cabina 24 horas, permitiendo cargar los dispositivos incluso durante la noche.

La Solarbox fue diseñada por dos jóvenes licenciados de la reconocida London School of Economics y resultó el proyecto ganador en el concurso organizado por el ayuntamiento.

Harold Craston, uno de los diseñadores de la Solarbox, explicó “Queremos mostrar que se puede usar el espacio público de una manera positiva, y que Londres trata de ser más verde”, dijo Craston, cuyo proyecto ganó el concurso organizado por el ayuntamiento.

cabinas2Llegaron a haber 70 mil cabinas al momento en que se dejaron de fabricar, y aunque aún quedan unas pocas en funcionamiento, su gran mayoría están en mal estado.

De hecho, la compañía telefónica BT tiene algunas a la venta, y muchas han sido reconvertidas, incorporadas a diferentes ambientaciones como un símbolo de Londres, ya sea en casas particulares al otro lado del mundo, como en bares o galerías.

Esta es la primera Solarbox, la próxima será instalada en enero y paulatinamente buscarán transformarse en un nuevo símbolo.

Lala Sanguinetti

Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *