o_laport_640x249

Laport en su mejor papel

Son cientos de miles los sirios que dejaron todo y escaparon de la guerra en su país y se refugiaron en el Líbano. 42 de ellos llegaron ayer a nuestro país para intentar un nuevo comienzo.

Durante el proceso que se llevó a cabo para la llegada de los sirios al Uruguay, además de las autoridades, uno de los grandes promotores que acompañó, viajó y participó fue Osvaldo Laport, embajador de ACNUR quien destacó en todo momento la labor del Gobierno y de organizaciones y entidades públicas y privadas que se han acercado para brindar colaboración.

“Llegaron con alegría y emoción pese a que uno se imaginaba que podían llegar después de tantas horas de viaje estresados”, contó el actor uruguayo a radio El Espectador, y resaltó que “vienen con un estrés muy grande y con traumas porque han vivido situaciones de crueldad”, pero que igualmente mantienen “un perfil de calma y respeto”.

“Hay que acompañarlos y acercarnos” dijo Laport, quien se desempeña como embajador de ACNUR desde hace ocho años.

“Durante el traslado de los micros hasta el hogar San José de los Maristas, la gente en las calles y dentro de los autos levantaban los brazos para recibirlos. Eso me dio mucha calma, paz y orgullo”, agregó el embajador de Buena Voluntad de la Agencia de la ONU para los refugiados emocionado por la reacción de la gente.

El ACNUR es el “Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados” (ACNUR) y fue creado en 1950 por la Asamblea General de las Naciones Unidas. Su predecesora fue La Liga de Naciones Unidas en 1921 creada justamente para proteger y asistir a los refugiados, pero a pesar de los esfuerzos realizados, la destrucción y los grandes contingentes de refugiados causados por la Segunda Guerra Mundial generaron una gran demanda por lo que se crearon varias organizaciones nuevas, entre ellas la Agencia de las Naciones Unidas de Socorro y Reconstrucción, la Organización Internacional de Refugiados y, posteriormente, el ACNUR.

En 2004 Laport comenzó a comprometerse con las causas de ACNUR, y comenzó donando parte de sus ingresos generados por la venta de su perfume “Tiempo”, para luego protagonizar un spot publicitario televisivo en el Día Mundial del refugiado. A partir de ese momento Osvaldo ha aprovechado cada oportunidad, tanto en programas de televisión, conciertos, subastas de celebridades o acontecimientos deportivos, ayudando y promocionando el trabajo del ACNUR y hablando sobre los problemas de los refugiados y solicitantes de asilo.

Hoy, en su país, y recibiendo a los refugiados, Osvaldo Laport no pudo contener la emoción sostuvo “Uruguay es un puntapié en Latinoamérica y debe sentirse orgulloso de este compromiso humanitario”.

 

Lala Sanguinetti

Fuente

octubre 10, 2014

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *