Posted On 23/10/2014 By In Tendencias With 386 Views

Pagar, a la manera de “Apple”

En Uruguay este año se ha incentivado el pago con tarjetas de débito y crédito, minimizando la circulación de efectivo. Pero siempre un paso adelante, en los Estados Unidos, el pago con “plásticos” ya está en vías de extinción. Ahora los pagos son vía celulares.

La empresa Apple está trabajando en el perfeccionamiento de un servicio propio de pago a través de teléfonos móviles que presentó, el  “Apple Pay”,  con el que cada vez más pasaríamos a utilizar el dinero virtual.

Como funciona? Bastante más simple de lo que parece. El usuario solo tiene que elegir una tarjeta para pagar, acercar el teléfono- iPhone-  a un dispositivo, apretar el botón de huella dactilar y listo. Quedó pago.

Para llegar a esto, la empresa fundada por Steve Jobs realizó una gigantesca inversión en tecnología para perfeccionar el sistema, y en cerrar acuerdos comerciales. Hasta el momento se han sumado más de 220 mil comercios en los Estados Unidos y los más importantes bancos del país.

“Apple no registra el historial de compras, por lo que no se podrá saber qué ha comprado el usuario, dónde lo ha comprado ni cuánto ha pagado por ello”, señaló Eddy Cue, vicepresidente sénior de Servicios y Software de Apple cuando tras el lanzamiento, surgieron dudas sobre la privacidad del sistema.

En nuestro país existe una aplicación apara pagos desde los celulares, que irónicamente al momento solo acepta sistemas Androids, aunque en breve estaría disponible también para IOS.

Por otro lado, el Apple Pay cuenta con el aval del estudio realizado por el Banco Mundial, y que fuera financiado por la Fundación Bill y Melinda Gates y Better Than Cash Alliance. “los pagos digitales ofrecen ventajas inmediatas tanto a los remitentes co-mo a los receptores en las economías en desarrollo”, asegura el informe publicado.

Con muchos detalles por corregir en el sistema aún, el Apple Pay llegó para instalarse, y como ya nos tiene acostumbrados Apple, para marcar rumbo, tendencia, y estándares de calidad.

Lala Sanguinetti

Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *