nariz seca

Huele raro…

El furor y los miles de modelos que se inventan cada día para las impresoras 3D no deja de sorprender,  y en los Estados Unidos le buscan usos nuevos constantemente. De hecho el último invento realizado por el gobierno de EEUU parece de ciencia ficción. Reproducen un “sentido”.

Lograron replicar el “olfato” de los perros, utilizando artefactos impresos en 3D para reproducir los patrones de olfato de los perros, que al parecer se podrían utilizar para detectar bombas. Estas narices postizas están modeladas a partir de una hembra Labrador, una raza históricamente favorecida de perro policía.

Según los documentos públicos citados en el artículo, el gobierno de EEUU invirtió  228.977 dólares en una impresora Stratasys Connex 350, un equipo de uso industrial que utiliza docenas de materiales diferentes a la misma vez para crear las texturas necesarias para replicar la nariz del perro.

El investigador Matthew Staymates, del Instituto Nacional de Estándares y Tecnología, explicó al portal Nextgov.com que estos dispositivos expelen chorros de aire lejos de los agujeros de la nariz -como los perros reales, cuando exhalan- que ayuda a percibir el aire con olor “desde distancias impresionantes”, en un proceso que se repite cinco veces por segundo.

Las narices de los perros tienen cerca de 50 veces más receptores olfativos que las de los humanos, y una gran porción de sus cerebros se dedican al procesamiento de los datos, según esa publicación.

Frente al asombro general de la posibilidad de que se lleguen a crear “perros robot” se explica que el objetivo de estos experimentos no es otro que el de impulsar la investigación científica para que el sector privado pueda desarrollar dispositivos sensores de vapor, y aseguran que por ahora no veremos perros impresos en 3D en aeropuertos ni empresas de seguridad… por ahora.

Lala Sanguinetti

Fuente

octubre 26, 2014

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *