Posted On 31/10/2014 By In Deportes With 923 Views

El surf de Delfina Morosini

El quinto día del mundial, Uruguay se despide de Perú.

Bajando las condiciones a olas de 5-6 pies, este miércoles 29 de octubre amaneció otro día de competencia en el CLARO ISA 50th Anniversary World Surfing Games en Punta Rocas, Perú, donde Uruguay se mantenía en pie de la mano de las surfistas charrúas Delfina Morosini y Celia Barboza.

Durante la 4º jornada del mundial, Uruguay vivió emociones encontradas, propias a los vaivenes de la competencia. Los uruguayos de la selección OPEN masculina habían conseguido pasar sus rondas de repechaje en 1º lugar todos, pero los ánimos se dieron vuelta más tarde, en la segunda ronda de repechaje, en que no alcanzó –y por muy poco- para que Sebastián Olarte, Segundo Vargas y los hermanos Santiago y Lucas Madrid, pudieran seguir en cancha.

Pero el compromiso charrúa era alentar a los nuestros hasta el final. Dejando de lado las frustraciones individuales, la meta en el 5º día de competencia era apoyar las esperanzas celestes representadas en la jovencita Delfina Morosini y la experiente Celia Barboza.

Primera de las uruguayas en ingresar al mar, la rochense Delfina Morosini compitió en ronda 2 contra otras tres latinas, la ecuatoriana Dominic “Mimi” Barona, quien había obtenido el puntaje total más alto del evento (18.23); la portorriqueña Kelly Laide Roca y una de las mejores representantes del surf femenino peruano, Anali Gómez.

Una serie brava, en donde la ecuatoriana confirmó su estatura y la peruana incluso la superó demostrando su conocimiento de las olas de Punta Rocas, desbancando a Delfina del 2º lugar en donde estaba, faltándole puntos como para retornar a esa posición clasificatoria directa.

La uruguaya de 14 años la peleó hasta lo último, mientras los charrúas de nuestra delegación, desde afuera apuntaban sus ojos a la lycra blanca, tensos pero con el respiro de que esa 3º ubicación la mantenía en carrera, en la segunda chance de ronda2 de repechaje, etapa inaugurada horas después por su compatriota Celia Barboza.

No pudo ser, Celia arrancó liderando pero no consiguió tomar buenas olas que la dejaran despegada de sus rivales, quienes lograron dar con muy buenos puntajes en su serie. Primera quedó la ecuatoriana Cristina Vargas, con recorrido en tres Mundiales ISA OPEN; debajo la joven chilena Lorena Fica, 4º en una fecha del circuito mundial femenino Junior de la ASP, y en tercer lugar, la sudafricana Faye Zoetmulder.

A esta altura del mundial, el embudo de pasajes se hace cada vez más complicado, el nivel se eleva y todos compiten al todo o nada. En el reto de repechaje, Delfina Morosini la remó y la remó, pero era una serie difícil.

La uruguaya se cruzó con la mexicana Alma Denisse Martínez, también debutante en un mundial OPEN de la ISA; la 11º veces campeona nacional OPEN de Costa Rica, Lisbeth Vindas , y encima la sudafricana Tanika Hoffman, surfista de mayor recorrido competitivo, 6º del mundo en un mundial Junior de la ASP, representando dos veces a su país en mundiales de la ISA e integrante del equipo sudafricano que se llevó el oro en el ISA World Surfing Games de 2013.

Hoffman terminó comandando la serie, debajo Lisbeth Lindas y a falta de muy poquitos puntos, por casi nada, finalizó 3º la uruguaya de 14 años, la joven promesa hecha realidad, la última esperanza charrúa que, al igual que todo el resto del equipo OPEN uruguayo, durante varios momentos del mundial nos mostró e hizo creer que se podía. Por eso la delegación de Uruguay se despide, con orgullo, del 50º mundial de la ISA.

Sobre DELFINA Morosini, la competidora con menor edad en el mundial , escribe su compañera de equipo la Prof. Celia Barboza:

Para competir a alto nivel, se necesitan buenas tablas, trajes, preparación física y psicológica, estabilidad, apoyo familiar y apoyo económico, así como indumentaria aportada por parte de sponsors, surfear todo tipo de olas, viajar.Puedes tener un gran nivel técnico de surf y no soportar la presión y el estrés de las adversidades asociadas a los campeonatos, o ser un gran estratega en las baterías con un temple de acero y lograr metas mucho más elevadas de lo que tu nivel de surf refleja .

Hoy terminó el mundial Open de la I.S.A para la selección Uruguaya. Como parte de esa selección y proyectando a una evolución en la profesionalización de este deporte comenzando a trabajar desde edades tempranas, quiero resaltar la actuación de la joven surfista Delfina Morosini. En ella se reúnen los dos aspectos, nivel de surf y una gran competidora, que en sus heats se maneja con sorprendente naturalidad, soltura, gran selección de la ola, expresando su potencial como pocos, sin sentirse intimidada por sus rivales ni las rocas ni el tamaño de las olas ni por nada. Sólo va, toma su lycra y para el agua con una sonrisa en el rostro . Creo que tenemos que empezar a cuidar estos valores del surf nacional, y empezar desde abajo, desde las edades juveniles a impulsar a estos virtuosos a formarse como deportistas y surfistas con todo lo que ello implica. Porque se aprende surfear en el Pacífico yendo al Pacífico, y con un buen quiver de tablas, quillas, y demás.

Necesitan impulso para que puedan seguir evolucionando, pero un apoyo desde la raíz, relevante y funcional sin que tengan la necesidad de radicarse en otro país para cumplir con sus sueños, y puedan seguir representándonos cada vez mejor. Para Delfina, mis felicitaciones y respeto.”

 

Ro Freda

Fuente: Unión de Surf del Uruguay

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *