fgr_01

Dilma y Pepe

“La reelección de Dilma favorece la integración” y la “renueva”, declaró Mujica tras una larga reunión con Rousseff, y agregó que Brasil “es la espina dorsal“.

Mujica, es el primer mandatario extranjero que le realiza una visita oficial a la recientemente electa Dilma Rousseff tras el balotaje del pasado 26 de octubre.

“Estamos acostumbrados a leer en los diarios latinoamericanos que todo se derrumba, pero después ganamos las elecciones, así que tan mal no estaremos”, criticó Mujica tras felicitar a Dilma.

Rousseff recibió en su despacho presidencial a Mujica y su séquito a las 15:30 horas. El presidente uruguayo viajó acompañado el prosecretario de la Presidencia, Diego Cánepa; los ministros Roberto Kreimerman, de Industria, Energía y Minería; Jorge Polgar, interino de Economía; Luis Porto, canciller interino y líder por Uruguay el grupo de alto nivel (GAN) de negociaciones con Brasil; y el presidente de la Corporación Nacional de Desarrollo, Pedro Buonomo, responsable de la comisión interministerial para instalar un puerto de aguas profundas.

Al término del encuentro que duró 3 horas, ambos mandatarios lo calificaron de “Muy bueno”.

Mujica detalló que fueron varios los temas bilaterales abordados, cómo proyectos para mejorar la interconexión eléctrica, el desarrollo de infraestructuras fronterizas y la necesidad de avanzar hacia una mayor integración de las cadenas productivas.

En la reunión, también se acordó analizar inversiones posibles y acuerdos de acciones conjuntas en áreas de infraestructura, entre los cuales Mujica le habría planteado una vez más el proyecto para la construcción de un puerto de aguas profundas de Rocha.

“Conversamos en clave política”, dijo el presidente uruguayo, que al parecer simplemente le explicó a Rousseff  “la importancia regional que tendría” una obra de esa naturaleza.

“Hablamos de la importancia que tiene ese proyecto para la región, para Uruguay sí, pero también para Brasil, para Argentina” y para otros países suramericanos, indicó.

Aunque varias fuentes sostienen que parte del dinero para ello podría proceder del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) de Brasil, Mujica aclaró que “No se habló de financiación”.

Lala Sanguinetti

Fuente

noviembre 8, 2014

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *