Italian-Pasta-Dishe-F

La rica pasta

¿Sentís culpa cada vez que agarrás un paquete de fideos de la góndola? Las pastas tienen muy mala fama, sin embargo, existen varias razones para que las disfrutes sin remordimientos:

  1. Las pastas, son un componente clave para una alimentación sana, ya que son por ser fuente de carbohidratos. Estos son necesarios para alimentar los músculos y se queman cuando haces ejercicio, no se acumulan como grasas de reserva, así que si haces mucho ejercicio la pasta es fundamental en tu alimentación.

Según los nutricionistas, una dieta sana y balanceada debería dividir las calorías de la siguiente manera: 50-60% de carbohidratos, 25-30% de grasas y 15-20% de proteínas.

  1. Su asimilación es fácil pero lenta, esto quiere decir que nos deja una sensación de saciedad y comemos únicamente lo necesario para que el cuerpo absorba todos sus nutrientes y propiedades.
  2. El cerebro se nutre de glucosa, y la glucosa está en los hidratos de carbono, por ende en las pastas, asique su consumo nutre tu cerebro, y por lo tanto es bueno para el rendimiento intelectual.
  3. Ayuda a tu rendimiento físico. Los deportistas más importantes las consumen antes y después de cualquier desempeño deportivo por el alto rendimiento energético que generan.
  4. Las pastas no engordan, siempre que se coma en cantidades adecuadas, porque tiene altos niveles de carbohidratos de bajo índice glucémico y bajos en grasa.

La pasta es versátil,  de preparación rápida y sencilla, y no hay que ser un experto gourmet para lograr que queden sabrosas, es fácil variarlas, con solo cambiar algunas combinaciones, es fáciles de cocinar, y tienen un costo accesible.

Las pastas y las comidas con pastas son verdaderamente deliciosas además de ser nutritivas y saludables.

Según un estudio publicado en la revista Archives of Internal Medicine de la American Medical Association, consumir una dieta con niveles altos de carbohidratos y bajos en grasa se asocia con menores niveles de ansiedad y depresión y tiene efectos beneficiosos sobre el bienestar psicológico, ayuda a las personas a sentirse más felices que aquellos con una alimentación con menos hidratos de carbono pero con más carnes y lácteos

En la pasta tenés una gran aliada de la cocina. A comer sin culpa!

Lala Sanguinetti

Fuente

noviembre 8, 2014

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *