BERLIN

A 25 años de la caída más esperada

Sonaba la novena sinfonía de Beethoven, himno de la Unión Europea y basada en la Oda a la Alegría del escritor alemán Friedrich von Schiller, cuando en la ciudad de Berlín, en medio de un clima entre mágico y nostálgico, miles de globos luminosos sobrevolaron la noche de domingo para conmemorar el 25º aniversario de la caída del Muro de Berlín.

El punto de encuentro para el despegue de “Frontera de luz”,  fue la Puerta de Brandeburgo en Berlín dónde a las 19 horas, varios cientos de miles de personas presenciaron el lanzamiento de unos 7000 globos.

Fueron 15 kilómetros de largo los que se cubrieron con globos luminosos, los mismos 15 kilómetros dónde se alzaba el Muro, que dividió Berlín de 1961 al 9 de noviembre de 1989.

La canciller alemana, Angela Merkel, calificó ese momento histórico como un “mensaje de confianza” para los diferentes lugares en crisis que existieron y existen en el mundo, y aprovechó para apelar a “una Europa unida y edificada sobre valores comunes”.

En estos 25 años se conmemora al ciudadano bajo el lema el “Valor de la libertad”, a diferencia del 20º aniversario, que vio desfilar a jefes de Estado y de gobierno en ejercicio de todo el mundo.

Tradicional vino caliente y salchichas amenizaron la tarde mientras que el pueblo se iba acercando hacia la simbólica Puerta de Brandeburgo, situada en el este cuando se dividió la ciudad.

Desde temprano se empezó a vivir un clima especial en la ciudad, una misa en la Capilla de la Reconciliación construida en la “Franja de la Muerte”, que separaba las dos paredes del Muro dio inicio a las actividades que contaron con una muy breve ceremonia oficial del gobierno alemán, también hablaron representantes de movimientos y la canciller alemana, y otros participantes clavaron rosas en los vestigios del Muro, en recuerdo a los alemanes del este que murieron tratando de huir de la RDA.

Al caer la noche, Peter Gabriel, fundador del grupo Genesis, interpretó “Heroes”, canción compuesta por David Bowie cuando vivía en Berlín Occidental.

El 9 de noviembre de 1989, después de semanas de manifestaciones masivas de alemanes del Este reclamando más libertad, el régimen comunista anunció por sorpresa que sus ciudadanos podrían viajar al extranjero a partir de ese momento.

Unas horas más tarde, los guardias fronterizos de Berlín Este abrían el Muro. Ayer Alemania y el mundo festejó la caída de un muro que dividía mucho más que una ciudad.

Lala Sanguinetti

noviembre 10, 2014

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *