jets

300 jets en Laguna

Los empresarios, las celebridades, y los “ricos y famosos” de siempre siguen eligiendo Punta del Este para comenzar el año. La cita de fin de año en las costas esteñas es ineludible para muchos, que llegan al país por tierra mar y aire.

Y entre quienes eligen volar a Punta del Este, muchos lo hacen en sus jets privados, por lo que el Aeropuerto de Laguna del Sauce estaba abarrotado de aviones de pequeño y mediano porte que trajeron a brasileros, argentinos, paraguayos, americanos y europeos para que alcen sus copas en la noche del 31 en alguna de las exclusivas fiestas que se celebraron en Punta del Este, José Ignacio y sus alrededores. Se estima que fueron más de 300 los vuelos de ingreso registrados en la víspera de nochevieja.

El costo de aterrizaje de los aviones privados en el aeropuerto Capitán Curbelo está estimado en 600 dólares, mientras que cada hora de parqueo ronda los 8 dólares.

La “Montecarlo de América del Sur”, despidió 2014 con ostentosas fiestas exclusivas que atrajeron a empresarios, multimillonarios y famosos dicen en referencia al principal balneario de América Latina.

Punta del Este ofrece calidad, glamour, sofisticación y exclusividad, lo que la transforma en un destino único y cada vez más elegido por – ahora también los europeos-  quienes le agarran el gusto a recibir el año con calor y playa, con la dosis justa de ruido, fuegos artificiales y paz en fiestas impresionantes en residencias y yates, donde la discreción es una garantía.

Lala Sanguinetti

Fuente

enero 2, 2015