fiesta

Las fiestas de fin de año en Punta

Después de una tormenta que preocupó a muchos de los organizadores de las mega fiestas de fin de año en Punta del Este, salió el sol y con el sol se pusieron en marcha todas las propuestas que invadieron la noche del 31 de música, luces y miles de personas transitando incluso, entre una fiesta y otra. Famosos, top models, empresarios todos participaron de alguna de las propuestas sumándole atracción a las fiestas.

La supermodelo Izabel Goulart,  llegó a Punta del Este para pasar el Año Nuevo, y  salió a festejar con su comitiva la llegada del 2015. La mejor opción para una celebrity de su calibre fue la UnlockNight, megafiesta importada de Buenos Aires que convocó a unas 4000 personas en la finca Narbona al ritmo de una verdadera selección de DJs: Richie Hell, Gonzalo Solimano, Momo Trosman y SRZ, que pasó música en el exclusivo lounge  adonde se citó a los invitados VIP. La cara más importante de Victoria´s Secret  sorprendió a muchos de los presentes en la fiesta que decidieron sacarse la famosa “selfie ” con una de las modelos más importantes del momento. Para prevenir el impacto de la tormenta sobre la fiesta, en Narbona se había instalado una megacarpa, que hizo las veces de escenografía perfecta: la multitud bailando entre las luces de colores bajo esa enorme estructura y con las líneas de viñedos alrededor ofreció una postal memorable de la noche, cuyo corolario fue un despliegue de fuegos artificiales que duró diez minutos.

fiestas 1Desde la caída del sol, Manantiales y La Barra habían sido un hervidero de jóvenes que pululaban de aquí para allá en busca de sus entradas para alguna de las fiestas más convocantes de la noche: la Box, un clásico, organizada por un grupo de amigos de Argentina y Uruguay, trajo gente desde Montevideo en dos micros contratados para la ocasión (el combo entrada + pasaje costó 100 dólares) y llenó la isla bajo el puente de La Barra de 7000 personas  que bailaron hasta el amanecer. En la otra punta, pasando José Ignacio, en Laguna Escondida, se armó la fiesta “de los brasileños”, la Reveillon, un gran evento que demandó 80 dólares la entrada anticipada y 100 en el lugar.

En la otra punta del mapa, el Conrad tuvo su White Party en el Ovo Nightclub que reunió a la gran mayoría de los veraneantes instalados en la península y en la zona de Solanas y El Portezuelo. Luego, los festejos se sucedieron a lo largo de la costa: en la parada 12 de La Brava, el boliche que funciona allí explotó de adolescentes; en el parador del Mantra se montó una gran carpa para la fiesta Alucination, que también tiene su versión porteña y atrajo a un buen número de argentinos que suelen asistir en Buenos Aires. La música electrónica mantuvo a más de mil personas saltando hasta bien entrada la madrugada. Siguiendo por la ruta 10 rumbo a Manantiales, fue Selenza el parador que convocó a la fiesta más grande de la zona, aunque terminó temprano.

La moda que parece no caducar jamás es la de cerrar la noche en Tequila. Fueron muchos los que abandonaron los concurridos y costosos eventos mencionados pasadas las 3 a.m. para llegar al boliche de Osvaldo Brucco antes de que el ingreso se convirtiera en misión imposible. Y como cada noche “tequilera”, no se terminó hasta las 7. A esa hora, el horizonte ya estaba pintado de colores y el canto de los pajaritos se mezcló con la música de los que optaron por subir el volumen de sus parlantes y armar la fiesta en casa. Hubo quien tiró fuegos artificiales con el sol en lo alto en la zona de Manantiales, y quienes circularon en sus autos con la música retumbando, como para estirar al máximo la fiesta, o los brindis, o quizás ese límite difuso que plantea la noche de Año Nuevo, entre la despedida del que se fue y la bienvenida del que viene, límite que una vez terminada la velada obliga a decidir si mirar atrás o mirar adelante. Porque el 2015 ya empezó y Punta del Este lo está viviendo como nunca, con un turismo que recuerda las mejores temporadas esteñas, donde las fiestas se llenan, los restoranes tienen filas que esperan mesas, estacionar es misión imposible y las playas ofrecen los mejores servicios mientra recibe miles de personas por la tarde. Una temporada que ha sorprendido a todos, empresarios, comerciantes y a los propios turistas que eligieron una vez más el balneario top de Sudamérica como destino para sus vacaciones.

 

Ro Freda

 

enero 2, 2015