MauroAlmeida3

Aún quedan 3 uruguayos en el Dakar

Aún quedan 3 banderas uruguayas dejando huellas por el desierto.  Ahora entran en la ETAPA 5 , donde recorrerán los 697KM que separan Copiapo de Antofagasta.

El piloto uruguayo Mauro Almeida tuvo que abandonar en el Rally 2015 y ser rescatado del desierto por los helicópteros de la organización tras un desperfecto en su cuatri. La situación se presentó en la segunda etapa de la carrera, y tras una muy buena actuación en la primera, lo que Mauro consideró que hasta le jugó en contra, ya que sus compañeros no lo ayudaron.

“Este año mis compañeros de carrera que siempre hemos estado entreverados en las competencias y que siempre nos hemos ayudado, este año como era un adversario muy fuerte con un muy buen nivel, no recibí ayuda de ninguno de ellos, nadie me dio dos litros de nafta para llegar.” Almeida permaneció en el intenso calor hasta que pudo ser atendido por los médicos presentando síntomas de deshidratación.

 “Se me nubló la vista y comencé a ver todo oscuro. Ahí me di cuenta que se me terminaba todo, llamé al médico ya que me di cuenta que me estaba deshidratando. Rápidamente vino el helicóptero donde el médico -es uruguayo- me ayudó un montón”, dijo Almeida a quien se le rompió el tanque trasero de combustible. El piloto pudo continuar utilizando el segundo tanque, pero faltando 20 kms para terminar no pudo utilizar el tanque delantero y se quedó sin nafta. Lo que molestó al uruguayo fue la actitud de sus compañeros que lo dejaron tirado.

“Estoy satisfecho de haber dejado bien en alto la bandera de mi país, por mi actuación como yo creo que puedo y triste porque no tengo más recursos para volver en otra edición. Lamentablemente el apoyo siempre ha faltado. Hasta acá llegó Mauro y esto es lo que tiene Mauro para dar y no hay más”, dijo el piloto.

Para Germán Fernández, el novato uruguayo oriundo de Dolores, el Dakar también llegó a su fin en su carrera debut y lo dejó en algún punto entre Chilecito y Copiapó.

“Era el kilómetro 50 de la especial, más o menos. No me di cuenta de nada y fué todo rapidísimo. Perdí todo el aceite de golpe y no funcionó nada”.

“Participar fué un esfuerzo económico importante. No sé si podré volver, la verdad sea dicha” dijo el joven quien tuvo que recurrir a un espectador para que lo arrimara hasta un punto de encuentro tras esperar 2 horas por el auxilio dela organización, pero sin novedades.

Lala Sanguinetti

Fuente

enero 8, 2015