guardavidas-3

En el agua, precaución y respeto

Los 90 km de costa que tiene el departamento de Maldonado están “cuidados” por  84 puestos de guardavidas. No queda toda el área cubierta, hay zonas donde el servicio aún no ha llegado, pero año a año se apunta a aumentar el número de torres. Los coordinadores apoyan a los guardavidas en los momentos que “la cosa guardavidas portadase complica” o si alguno de ellos por algún motivo especial no puede llegar ese día a cubrir el puesto. Son 4 coordinadores en Maldonado y están en permanente contacto con la playa. Los supervisores complementan el equipo de la brigada. Están más en tareas administrativas y en contacto con la base de operaciones que se encuentra en la parada 12 de playa Mansa y en la que trabajan 5 guardavidas que están en contacto vía handi con una de las torres.

Marcelo Simoncelli es supervisor de la brigada de Maldonado, visitamos la base y conversamos con él.

Nos cuenta que el guardavidas, es la “primer línea” de consulta para el turista que está en la costa. Las personas se acercan a nosotros a preguntarnos, a hacer denuncias, a pedir que busquemos un niño perdido. Cuando alguien se descompone también va a la torre, estamos para todo, nos dice.  No solo hacemos la tarea de prevención y rescate, el guardavidas tiene muchas funciones en la playa.

guardavidas eCon respecto a esta primer quincena, Simoncelli nos cuenta que hubo muchísima gente en la costa, todas las playas estaban repletas nos dice, y todo el mundo estaba en el agua porque las condiciones fueron espectaculares para los baños en el mar. Los primeros días de enero fueron días en los que además, ingresaron grandes olas y eso hizo que se realizaran muchos rescates, afirma.

Nos aclara que la prevención es la tarea fundamental de un guardavidas. Ellos saben que el mejor guardavidas no es el que hace más rescates, sino todo lo contrario, es el que mejor marcó su playa o estuvo en contacto con la gente para evitar riesgos y por lo tanto accidentes en el agua. Nos cuenta que cuando hay que realizar un rescate, el rescatado por lo general siempre agradece. A veces no en el momento, por vergüenza o porque no reaccionan a lo que pasó. Pero, nos dice, después siempre llaman o mandan cartas, como lo hizo una mamá que estaba con su hija en la desembocadura del Solis y que incluso mandó la carta a la prensa.

guardavidas niñosEl guardavidas cada vez que entra al agua a hacer un rescate, también está arriesgando su vida, por eso fundamentalmente hacemos una tarea importante de prevención. Marcando la playa, señalizando y tratando de evitar los accidentes, aclara. El problema es que mucha gente no lo entiende, y no lo respeta.

Este año, nos dice, ingresaron 16 guardavidas más a la brigada. Aún así tenemos puestos donde no pudimos poner a dos compañeros en la torre. Faltan más compañeros y faltan más puestos. A la gente le gusta bañarse en las zonas alejadas, donde no hay servicio. Ha pasado que algunos guardavidas tuvieron que correr por la arena más de 1 km para rescatar a alguien que se estaba bañando en una zona sin servicio. Y correr por la arena más de 1 km para tirarse al agua a sacar a una persona que se está ahogando requiere un esfuerzo que dudo alguien conozca si no es guardavidas, aclara.

guardavidas basePor eso pedimos a las personas que tomen esa precaución, que traten de ingresar al agua en las playas con servicio. Para el próximo año, dice, esperamos mejorar el presupuesto y poder crear más puestos.

En la zona de la playa de Los dedos, La Olla y Bikini, hay muchos niños que hacen su primera experiencia con el surf, por ejemplo, nos cuenta, pero son muy chicos, algunos tienen como mucho 14 años y vienen con sus tablas solos a la playa, ni siquiera los padres están para mirarlos. Los guardavidas de esas zonas han tenido muchísimo trabajo en lo que va del verano rescatando a los chicos que terminan sobre las rocas porque se los lleva la corriente. Nuestras costas, continúa Marcelo, son muy dinámicas. A algunas playas de la Brava vas un día y te encontrás con un banco de arena, vas al otro y hay corriente de retorno, el banco desapareció y la corriente te arrastra y te lleva. No es fácil. Por eso insiste, la tarea de prevención de los guardavidas es  el trabajo fundamental.

guardavidas desde la torre de doldanEste año también han incorporado el uso de la bandera negra, que se suma a las clásicas verde, amarilla y roja que siempre conocimos. Marcelo nos aclara que esta nueva bandera anuncia la presencia de tormenta eléctrica en la zona y que todos deben obligatoriamente retirarse de la faja costera. No significa que no pueden ingresar al agua, sino que no deben estar en la playa bajo ningún motivo. Por eso, los guardavidas también deben retirarse, aclara.

La playa es para divertirse, disfrutar, descansar. Para poder hacer esto con tranquilidad, lo único que se
debe de hacer es tener cuidado.
Ser precavido, respetar las señales de los guardavidas y tener conciencia que el guardavidas cagua  tiene “vida propia”. Va y viene, cambia. Con esto claro, se puede disfrutar de un verano divertido sin malas experiencias, ni para el que se mete al agua a disfrutarla ni para el que está trabajando en la zona tratando de que las cosas salgan bien. Precaución, cuidado, atención y respeto, con uno mismo y con quienes están en la playa bajo nuestra responsabilidad (en el caso de los niños). El guardavidas siempre está en la playa, entre las 10 y las 20 horas y en las zonas donde hay torres. Correr riesgos innecesarios ponen en riesgo más de una vida.

A tomar conciencia y a disfrutar!

 

Ro Freda

 

 

enero 21, 2015