toto jonathan

Comunicado va…comunicado viene

Da Silveira habló, generó malestar, y desencadenó una catarata de comunicados oficiales, comunicados de prensa, cartas y disculpas por los medios.

Compartimos, la carta enviada al club por Jorge Da Silveira, el comunicado oficial del Club Atlético Peñarol, el comunicado de la Mutual y el de la AUF, las opiniones de los involucrados, los afectados, los que se solidarizan…todos juntos.

Tras el episodio, el Dr. Jorge Da Silveira hizo llegar la siguiente carta al presidente del Club Atlético Peñarol:                Días atrás, durante una extensa entrevista que me realizara el periodista Leandro Gómez para Observador TV, opiné sobre las extraordinarias condiciones deportivas del jugador del Club Atlético Peñarol, Sr. Jonathan Rodríguez, las que le han llevado a ganarse un lugar en el exigente proceso de selección que lidera el maestro Oscar Washington Tabárez.

En la nota, sin la debida información, realicé manifestaciones respecto de la vida privada del Sr. Jonathan Rodríguez de las que debo retractarme, una vez que reconocidos dirigentes de la Asociación Uruguaya de Fútbol, representantes de la Asociación Uruguaya de Futbolistas Profesionales y profesionales de la medicina y el deporte, que merecen no solamente mi respeto sino mi más alta consideración, me llevaron a aquilatar un presente de este jugador que, debo admitir, no conocía al momento de realizar mis afirmaciones.

Si algo he hecho a lo largo de mi trayectoria periodística es jugarme por mis convicciones. Y en este caso, ante la convicción de que he cometido una injusticia con el señor Jonathan Rodríguez y quienes han trabajado junto a él, siento que es mi deber irrenunciable el afirmar que he cometido un error que considero imperioso reparar como corresponde.

El trabajo que he realizado desde mi entrevista en El Observador TV me ha demostrado que el señor Jonathan Rodríguez ha modificado drásticamente las actitudes que, fuera de la cancha, tantas veces le reprobé. De ello me han dado testimonio no sólo sus compañeros del Club Atlético Peñarol y la selección uruguaya, sino altas autoridades de la Asociación Uruguaya de Fútbol y el honorable cuerpo técnico de nuestra selección nacional.

En su club, Peñarol, el trabajo de entrenadores y preparadores físicos ha sido realizado sin inconvenientes. El jugador no ha registrado inasistencias a entrenamientos. Su comportamiento en el vestuario, con sus compañeros, ha sido irreprochable.

No ha habido en su club, como erróneamente me informara una fuente, controles antidopaje que no fueran superados por el señor Jonathan Rodríguez. Pido disculpas por haberme hecho eco de una versión tan dañina no solamente para el jugador, sino para su familia y para el ser humano.

La falsedad de esta versión la he comprobado dialogando con más fuentes, incluyendo al prestigioso cuerpo técnico del Club Atlético Peñarol. También a partir de conversaciones que en las últimas horas mantuve con sus entrenadores y preparadores físicos en el club.

Además, su buen comportamiento fuera de la cancha, así como su contracción al trabajo y sus innegables condiciones, que siempre me han llevado a afirmar que se trata de un jugador singular, que posee un olfato de gol único, una capacidad de definición que lo vuelven letal en ofensiva, y que exhibe una velocidad impresionante, determinaron que el maestro Oscar Washington Tabárez citara al señor Jonathan Rodríguez a la selección uruguaya y que le incluyera en lugar de Luis Suárez en los últimos encuentros.

Cualquiera que conozca la exigencia del señor Tabárez en materia disciplinaria y profesional sabe que un jugador que no se comporta fuera de la cancha de manera adecuada no tiene lugar en una selección bajo su mando.

No me quedaría tranquilo conmigo mismo, y no sería fiel a tantos años de trayectoria periodística, y a quienes valoran mi opinión, si no reconociera este error como corresponde.

A Usted, al Consejo Directivo que preside, y a todos quienes haya inducido a error con mis manifestaciones, mis sinceras disculpas. 

Le saluda con la seguridad de su más alta estima,
Dr. Jorge da Silveira”

 

Desde la directiva del Club:  “El pasado jueves 22 del corriente y durante una entrevista para televisión, el periodista deportivo Sr. Jorge Da Silveira se refirió en forma agraviante e injuriosa contra el futbolista de nuestra institución Sr. Jonathan Rodríguez.

Las manifestaciones del Sr. Da Silveira se produjeron precisamente cuando Peñarol y Benfica acababan de firmar un precontrato para la transferencia del Sr. Jonathan Rodríguez al equipo luso, y a menos de 24 horas de que el jugador embarcara rumbo a Lisboa para pasar los controles físicos de rigor y cerrar el pase que, para él y su familia, representaba un anhelado y muy merecido salto en su carrera profesional.

Los medios de Portugal no tardaron en hacerse eco de las afirmaciones del Sr. Da Silveira, lo que a la llegada del jugador a Lisboa ya había afectado, de manera significativa, las condiciones acordadas para el traspaso. La dirigencia de Peñarol se abocó de inmediato a brindar apoyo al jugador y a trabajar sin descanso para defender sus aspiraciones, así como las de la institución, en las negociaciones.

Mientras los comentarios del Sr. Da Silveira provocaban en Uruguay el lógico malestar de socios y parciales de nuestra institución, que reclamaban al club un pronunciamiento enérgico respecto de tales manifestaciones, el Consejo Directivo y en particular los dirigentes que lideraron las negociaciones en Montevideo y Lisboa optaron por un prudente silencio, para preservar la compleja negociación que se abrió tras los desafortunados dichos del citado periodista y priorizar el interés de nuestro defensor Sr. Jonathan Rodríguez y de su familia.

Peñarol optó por una actitud responsable, por lo que dilató su pronunciamiento y solicitó a la Mutual Uruguaya de Futbolistas Profesionales que hiciera lo propio, de modo de no causar al jugador Jonathan Rodríguez un daño adicional al ya provocado por las afirmaciones del Sr. Da Silveira.

Hoy, que las negociaciones por el traspaso del futbolista se han retomado, que el club ha defendido con firmeza su patrimonio y los legítimos intereses de una de sus mayores figuras deportivas, el Consejo Directivo del Club Atlético Peñarol desea manifestar a sus socios y parciales, y a la opinión pública toda, que tras haber analizado el tema en la sesión de la fecha, ha resuelto:

1 1) Rechazar y deplorar por injustas, agraviantes e injuriosas las afirmaciones del Sr. Da Silveira respecto de nuestro jugador Sr. Jonathan Rodríguez.

2 2) Dejar constancia expresa que tales manifestaciones del Sr. Da Silveira afectaron de manera notoria la negociación del jugador Sr. Jonathan Rodríguez al club Benfica, y que sólo el trabajo sin descanso de la dirigencia de la institución en Montevideo y Lisboa podría lograr salvaguardar el patrimonio del club y sus socios, y viabilizar una transferencia que, durante 72 horas, estuvo caída.

3 3)Censurar enérgicamente el proceder del Sr. Da Silveira, quien sin prueba alguna realizó manifestaciones falsas e injuriosas que pueden causar un daño irreparable a la carrera de un deportista y que pretenden enlodar a la institución y a los profesionales que integran su cuerpo técnico y cuerpo médico.

4)Hacer constar el apoyo que, en todo momento, el cuerpo técnico y el plantel profesional de la institución han tenido para con el Sr. Jonathan Rodríguez, a quien han respaldado incondicionalmente en este momento tan doloroso que, por el mal proceder de terceros, debió pasar. Si sus compañeros no emitieron un pronunciamiento inmediato ante tamaña injusticia fue, precisamente, para preservar la posibilidad de mantener viva la negociación del pase del jugador y no ocasionar un daño mayor al ya provocado por el Sr. Da Silveira.

5 5) Agradecer el apoyo expresado por la Asociación Uruguaya de Fútbol y el proceso nacional de selecciones, dirigido por el Sr. Óscar Washington Tabárez, al jugador Sr. Jonathan Rodríguez, a su familia y a la institución.

6) Pasar las afirmaciones del Sr. Da Silveira a la Sala de Abogados de la institución, a fin de analizar de forma urgente las eventuales responsabilidades legales que deriven de su proceder en el caso.

7) Cortar todo tipo de relación institucional con el Sr. Jorge Da Silveira.

Consejo Directivo                                                                                                                                                                      Club Atlético Peñarol”

A pesar de la retractación del periodista deportivo, desde el gremio de los futbolistas profesionales, dejaron en claro su disconformidad y la postura adoptada por la Mutual mediante el siguiente comunicado oficial:

Enrique Saravia y Fabián Pumar en nuestras calidades de Presidente y Secretario General respectivamente de la Mutual Uruguaya de Futbolistas Profesionales, COMUNICAN a la opinión pública:

ANTECEDENTES

1.- El día 23.1.2015, en entrevista realizada en el medio de difusión El Observador TV, el Dr. Jorge Da Silveira realizó declaraciones injuriantes y difamatorias contra el futbolista Jonhatan Rodríguez, en momentos en que se estaba gestionando su pase al club Benfica de Portugal.

Entre otras cosas manifestó que el jugador “bebe”, que “ha tenido algunos controles internos con resultados positivos”, etc. Asimismo hizo referencia a la falta de contención familiar en el seno de su hogar.

2.- El día 24 de enero la Mutual había elaborado un comunicado de prensa en función de esas declaraciones, pero el mismo no fue difundido a solicitud expresa del Club Atlético Peñarol, con el fin de no incrementar la trascendencia del tema y con ello dificultar la referida transferencia.

3.- Al día de la fecha, habiéndose tomado conocimiento de que el pase del futbolista se frustró definitivamente, el tenor del comunicado debe modificarse sustancialmente, ya que el accionar del periodista fue determinante para la no concreción del mismo.

4.- Si bien ésta forma de conducirse del Dr. Da Silveira no es nueva, ya que en varias oportunidades se ha abrogado el rol de juzgador moral respecto a la vida personal de los futbolistas, inmiscuyéndose y opinando maliciosa y temerariamente sobre los mismos, en el caso que nos ocupa, la irresponsabilidad con la que se manejó, causó al deportista un daño inusitado, frustrando un notorio ascenso en su carrera profesional, estigmatizándolo de manera flagrante (con las consabidas consecuencias que ese tipo de afirmaciones tienen para un futbolista profesional, tanto en el presente como en el futuro de su carrera).

CONSIDERACIONES

5.- Llama profunda y alarmantemente la atención, que uno de los periodistas con mayor trayectoria en nuestro país se manifieste de manera tan ligera, malintencionada e irresponsable exponiendo de forma pública aspectos de la vida íntima y personal del deportista.

En el caso del Dr. Da Silveira la situación reviste mayor gravedad aún, en tanto no solo se trata de una persona con notoria experiencia periodística, sino con formación profesional como Abogado, lo que implica que debe -necesariamente- ser consciente de las eventuales consecuencias de sus dichos. Como letrado y formador de opinión que es, se debe mayor grado de prudencia y mesura que cualquier ciudadano común, al referirse a aspectos como los que nos ocupan.

De su discurso, permanentemente se desprenden conceptos sobre “la cabecita de los jugadores”, sobre “la vida desarreglada que algunos llevan”, sobre “la nula formación educativa” de los mismos, etc.

Siendo entonces una persona que ha tenido -según sus propios dichos- una educación ejemplar, un alto grado de contención familiar, y una destacada trayectoria como periodista, nada, absolutamente nada justifica haber accionado de la forma irresponsable y malintencionada con que lo hizo. En buen romance, su accionar no puede responder a una actitud irreflexiva o inexperiente, sino a una clara intención de causar un perjuicio.

6.- En las últimas horas, el Dr. Da Silveira remitió una nota de retractación y disculpas al Club Atlético Peñarol, (no al futbolista damnificado), desprendiéndose de la misma, que ignoró uno de los principios básicos del periodismo: chequear con al menos 3 fuentes diferentes, la información que hizo pública.

Pero aún de haberlo hecho, nada tampoco justificaría su referencia a aspectos que refieren a la intimidad de una persona, aspectos que además -respecto al futbolista Jonathan Rodríguez- esta Mutual rechaza y desmiente de manera contundente.
Obviamente el daño a la persona y al jugador se potencia sustancialmente cuando tan reprobable accionar se realiza precisamente en el momento en que se estaba concretando su transferencia internacional.

7.- Sistemáticamente hemos asistido al clamor de todos los actores vinculados al deporte, de combatir con total ímpetu toda actitud que implique hechos de violencia o que los propicie.

El Dr. Da Silveira ha sido -en el discurso- uno de los principales “adalides” en pos de erradicar del deporte todo hecho de tales características.

Ahora bien, sus declaraciones no solo en nada coadyuvan para transitar ese camino de minimización de efectos negativos para nuestro fútbol, que todos deberíamos recorrer, sino que sus expresiones no son ni más ni menos, que una rotunda forma de violencia; ya por las reacciones que puedan determinar, ya por el propio contenido de las mismas, ya por la agresión gratuita hacia un joven deportista.

La violencia no solo se traduce a través de los hechos que a diario rechazamos, sino también a través de este tipo de actitudes.

¿Qué legitimidad moral podrá invocar de aquí en más el citado periodista para rechazar la violencia en el deporte? Absolutamente ninguna.

8.- A juicio de esta gremial, la nota de retractación enviada por el Dr. Da Silveira al Club Atlético Peñarol (independientemente que a quien se la debería haber dirigido en primer lugar era al jugador) no solo no lo exime de responsabilidad alguna, sino que es una confesión de la ligereza, falta de profesionalismo y mala intención con la que se manejó al momento de referirse al mismo.

Es indudable que su pedido de disculpas obedece a una toma de conciencia de los problemas legales que se le avecinan; pero también es indudable e indiscutible que su solicitud no minimiza en nada, los perjuicios para el deportista. El daño ya está hecho, ha sido grave, y por eso deberá responder.

9.- Tal como referíamos precedentemente, ésta conducta del Dr. Da Silveira es recurrente y sistemática respecto a los futbolistas, y la Mutual Uruguaya no está dispuesta a seguir tolerando este tipo de accionares para con sus agremiados; ni de éste ni de otros periodistas.

10.- Si bien en su nota exime de responsabilidad a la institución en cuanto a la posible “fuga de datos y/o información interna de la misma”, la Mutual requerirá que Peñarol se manifieste expresamente tanto respecto a ese aspecto puntual, como a las declaraciones del periodista y determine qué acciones legales llevará adelante.

Descartamos que desde una institución de la importancia y jerarquía como lo es el Club Atlético Peñarol, se esté brindando información que debe necesariamente resguardarse bajo un estricto manto de confidencialidad y reserva, no ya desde el punto de vista de los intereses de la propia institución, sino en tutela de los derechos del deportista, pero consideramos necesario un pronunciamiento contundente al respecto.

11.- En lo que respecta al jugador Jonathan Rodríguez, debemos manifestar de manera rotunda, que los dichos del Dr. Jorge Da Silveira son absolutamente falsos e infundados.
Conocidas son las exigencias que el Maestro Oscar W. Tabárez reclama para los futbolistas que son citados para integrar la Selección Nacional. Las mismas no solo reposan sobre las condiciones técnicas y/o físicas de los mismos, sino sobre su conducta personal. Inferir que el D.T de la Selección lo haya citado “a pesar de llevar una vida desarreglada” no se condice con el proceso que el mismo viene llevando a lo largo de tantos años al frente del Seleccionado.

Por otra parte, el jugador fue titular permanente en el plantel principal del Club Atlético Peñarol durante los últimos meses de su militancia en la institución, CON TODOS LOS TÉCNICOS que pasaron por la misma. De ser cierto lo afirmado por Da Silveira, el único que estaría en lo cierto sería él y no los profesionales que lo dirigieron.

Esta Mutual tiene pleno conocimiento que Jonhatan Rodríguez ha tenido una conducta ejemplar en los planteles que ha integrado, y que ha mantenido un excelente relacionamiento con compañeros, cuerpo técnico y dirigentes, durante toda su carrera profesional.

Manifestar lo contrario solo puede obedecer a un accionar malicioso, temerario e irresponsable.

12.- Nuestra gremial reivindica absolutamente la libertad de expresión, pero siempre e irreductiblemente dentro de un marco de respeto y responsabilidad; y bregará en todo momento por los derechos de los futbolistas profesionales de nuestro país.

La libertad de prensa y la libertad de expresión también tienen límites: los derechos individuales y la integridad moral de las personas.

RESOLUCIÓN

13.– En virtud de lo expuesto, la Mutual Uruguaya de Futbolistas Profesionales RESUELVE:

1.- Rechazar profundamente las falaces, maliciosas e infundadas declaraciones del Dr. Jorge Da Silveira en el medio El Observador TV, el día 23.01.2015, respecto al futbolista Jonathan Rodríguez.

2.- Declarar al citado periodista PERSONA NO GRATA PARA NUESTRA GREMIAL, cortando con el mismo todo tipo de vínculo.

3.- Exhortar firmemente a todos los futbolistas agremiados, a no realizar ningún tipo de declaraciones y/o entrevistas al Dr. Jorge Da Silveira, o a los programas que el mismo dirija, conduzca o participe.

4.- Exhortar al periodismo deportivo de nuestro país (a quien le reconocemos su profesionalismo y seriedad), a conducirse con responsabilidad, valorando que el derecho a la información también tiene límites: los derechos individuales de las personas.

5.- Requerir al Club Atlético Peñarol, que se pronuncie formalmente sobre los dichos del Sr. Da Silveira, y si efectivamente la información expuesta por el mismo, le fue proporcionada por la institución.

Asimismo se solicita que el Club exprese si va a llevar adelante algún tipo de acciones legales, poniéndonos a su disposición para colaborar en las mismas.

6.- Declarar nuestra total solidaridad con el futbolista Jonathan Rodríguez, ante tal malicioso e infundado accionar, poniendo a su entera disposición nuestro equipo de Asesores Legales, para las acciones legales civiles y/o penales que el mismo considere pertinentes, quedando además en estado de alerta ante eventuales hechos de similar naturaleza.

7.- Reafirmar una vez más, nuestra intención de trabajar de manera mancomunada con todas los actores vinculados al deporte, y específica y puntualmente al fútbol, para hacer del mismo un ámbito nacional ejemplar.

Saludan a Uds. muy atentamente:
Fabián Pumar Bravo Enrique Saravia Hernández
Secretario Gral. Presidente”

 

También desde la AUF se solidarizaron con el Club  mediante las siguientes palabras:

En las últimas horas, y a raíz de afirmaciones de un periodista uruguayo, varios medios internacionales me han consultado acerca del desempeño profesional y personal del futbolista de vuestra institución, Jonathan Rodríguez, en las selecciones nacionales.

Me parece pertinente poner en vuestro conocimiento que ante esas consultas sólo he respondido con la verdad. Vuestro jugador, que hoy es una de las grandes promesas del fútbol uruguayo y que está llamado a las mayores realizaciones en este deporte, ha sido integrado al proceso de selecciones de nuestra Asociación Uruguaya de Fútbol y, en el mismo, se ha desempeñado no solamente en excelente forma dentro de los límites del campo de juego, sino con corrección y profesionalismo fuera del mismo.

 Los señores directivos saben de lo exigente que es el conductor del proceso de selecciones, don Oscar Washington Tabárez, con los futbolistas que convoca a participar del mismo. Dentro de este proceso sólo hay lugar para quienes hacen gala de destacadas condiciones deportivas y humanas. Cualquier acto de indisciplina o que se aparte de los estrictos códigos de conducta de la selección es no solamente penado, sino que supone el apartamiento del jugador en cuestión del proceso de selecciones nacionales.

En ese sentido, y como he afirmado a todos quienes me han consultado en estas horas, vuestro jugador Jonathan Rodríguez se ha comportado en la cancha como ustedes han podido ver, al punto de transformarse en titular en alguno de los últimos encuentros pese a su juventud, frente a la ausencia de Luis Suárez producto de la suspensión de la FIFA. Y fuera de la cancha, en la concentración, los viajes al exterior del país, en el vestuario y en todo momento, su contracción al trabajo y su profesionalismo no merecen sino destaque de parte de la Asociación Uruguaya de Fútbol.

Reciban ustedes un cordial saludo,                                                                                                                                                    Esc. Wilmar Valdez                                                                                                                                                               Presidente

Dr. Alejandro Balbi                                                                                                                                                                   Secretario General”

 

Lala Sanguinetti

 

 

 

 

enero 29, 2015