0012431000

Tanto nadar… para triunfar en la orilla

Lejos de todo los prejuicios que podamos tener en cuanto a la relación edad-salud, Mieko, de 100 años de edad, le demostró a todos los que ponen excusas para salir a moverse, a caminar o hacer ejercicio que si se quiere, se puede. Sin importar la edad.

Mieko Nagaoka, es una abuela japonesa que con 100 años, batió un récord Guinness al nadar 1.500 metros libres, en piscina corta, una hazaña que antes nadie había alcanzado.

Su estilo seleccionado para esta competición fue el crol de espalda, y en un mar de aplausos logró cumplir el objetivo en 1 hora, 15 minutos y 54 segundos.

Comenzó a nadar a los 80 años por indicación médica, para disminuir un dolor que le atormentaba en una rodilla.

Fueron tantas las ganas y el entusiasmo que le puso a la natación, que al día de hoy lleva conseguidos varios logros que le retribuyeron tanto esfuerzo. Como por ejemplo, con 99 años haber recorrido 1500 metros en una piscina olímpica.

“Quiero nadar hasta la edad de 105 años si consigo vivir hasta entonces”, le confesó a la agencia Kyodo.

Y ahora cuéntanos, ¿cuál es tu excusa?

abril 8, 2015