atltetas

Campeones sudamericanos: tres atletas uruguayos se consagraron este fin de semana

Deborah Rodríguez, Andrés Silva y Emiliano Lasa salieron campeones del sudamericano, logrando así la clasificación al mundial de Beijing.

Primero fue Déborah Rodríguez, quien ganó la medalla de oro en los 400 metros con vallas con un tiempo de 56.33, nuevo récord nacional y récord de campeonato.

“Tatoooo”, fue lo primero que dijo Déborah tras la competencia, pidiendo ayuda a Pablo Sanmartino, presidente de la CAU, por la extenuación luego de la competencia. Cuando se anunciaron los tiempos oficiales, Déborah Rodríguez se quebró de la emoción. Lloraba y lloraba aún en la pista y recuperándose.
El oro le valió la clasificación al Mundial de Beijing en agosto.

“Híper feliz, cumplí el objetivo de tener medalla de oro, que era lo que más añoraba y también buscaba ir a Beijing, otra instancia para buscar la marca para Río. Mejoré mi marca, estoy tranquila, porque cada vez estamos más cerca y en los Juegos Panamericanos buscaremos utilizar a las mejores para seguir mejorando. Las lágrimas significan mucho entrenamiento, sacrificio, esfuerzo”, expresó emocionada.

Luego fue Andrés Silva, que en un carrerón luchó hasta la línea final para ganar el oro en los 400 con vallas y lo hizo con un excelente tiempo de 49.43, quedando a tres centésimas de la marca para los Juegos Olímpicos. “Así se corre”, le gritó emocionado Sanmartino luego de la competencia. Andrés Silva también logró la clasificación al Mundial tanto por oro como por marca (necesitaba 49.50).

“Yo venía a ganar el Sudamericano como fuera. Tenía muchas ganas de correr. Las cosas se dieron tácticamente como uno lo sabe hacer, resolviendo las situaciones en competencia. Es muy gratificante, primer objetivo del año cumplido. Contento con eso”, comentó Silva, quien hace más de una década es protagonista de los sudamericanos.

Y la tercera alegría con oro, récord nacional y pasaje a Beijing fue Emiliano Lasa en salto largo, con 8.09, mejorando su marca de 7.94 hecha en los Odesur 2014.

“Muy feliz, muy contento, una emoción muy grande. Me gano el derecho de ir a un Mundial. La idea era esa: poder saltar los 8 metros. El primer salto fue bueno, me dio tranquilidad, ya en el segundo salté 7.96 (ya era récord), el tercero marcaron nulo pero no había nada que indique que fuera nulo y creo que era mejor salto aún del que hice, pero por suerte en el siguiente lo logré. Tres meses vengo de estar lesionado (pubalgia), fue casi mi primera competencia y era una incertidumbre muy grande. Quedé cerca de la marca de los Juegos. Yo estaba lesionado y no había competido pero en los entrenamientos estaba bien y salió, por suerte. Todavía no me cayó mucho la ficha. Una alegría enorme, volver así era lo que más quería”, expresó Lasa, el último oro celeste de una jornada inolvidable.

 

junio 15, 2015