nolreee

¡Insoportablemente vivo! Nole llega a la final de Wimbledon por cuarta vez

Los aplausos los generó Gasquet. Los ‘ohhh’ más prolongados los causó Djokovic. El All England se dejó enamorar por los tiros ganadores con el revés a una mano del francés, pero fue testigo de la jerarquía pura del número uno del mundo, que no tuvo que ser brillante para imponerse con parciales de 7-6(2), 6-4, 6-4 y clasificarse a su cuarta final de Wimbledon.

No basta con jugar casi perfecto para derrotar a Nole. Richard Gasquet lo comprobó una vez más en el primer set, en el que duró media hora sin hacer un error no forzado (luego hizo cuatro, contra 13 de su rival), quebró las mismas veces que el serbio (una vez cada uno), hizo puntos espectaculares con su revés y corrió menos (993 metros contra 1.020). Y a pesar de eso, perdió.

Es decir: la mejor versión de Richard Gasquet no pudo en el tie-break con un Djokovic apurado, autocrítico, dándose palmadas en los muslos y mirando al cielo. El francés se encontró de repente en una encrucijada: jugar su mejor tenis en años y estar un set abajo contra un rival que en la era abierta es el líder (568-27) de victorias después de ganar el primer parcial. En 55 minutos, Gasquet recibió un nocaut mental de Djokovic. Y no se pudo levantar.

A partir de allí todo se resolvió con más facilidad a favor del número uno del mundo. Quebró en el primer juego del segundo set, salvó dos oportunidades de quiebre en el cuarto game, estuvo menos errático, más tranquilo y confiado. Se apuntó el segungo set en 44 minutos y el tercero fue aún más fácil tras quebrar en el tercer juego.

Con una demostración dosificada, Novak se clasificó por segundo año consecutivo a la final de Wimbledon y ahora buscará ser el octavo jugador en la era abierta en defender un título en este certamen. Uno de los que ya lo hicieron fue, justamente, su entrenador Boris Becker(1985-1986).

Además, el serbio llega a 17 finales de Grand Slam y supera por uno el número de Bjorn Borng. Ahora quiere ganar su noveno título de un grande y de esa manera se convertiría en el quinto jugador en la historia de la era abierta con más trofeos de este tipo de torneos. Superaría los ochos deAndre Agassi, Ivan Lendl y Jymmy Connors, y quedaría solo por detrás de Borg (11),Rafael Nadal(14), Pete Sampras (14) y Roger Federer (17).

julio 10, 2015