cerveza

¿Tomamos una? Pero sólo una…

Un estudio realizado en España reveló que los ingredientes naturales de la cerveza fermentada, y otras bebidas de este estilo, están asociados a una reducción del riesgo cardiovascular y una mejoría en el control de la tensión arterial.

El estudio, llamado “Importancia del estilo de vida saludable en el hipertenso. Efecto del consumo moderado de cerveza”, fue realizado por el Hospital Clínico San Carlos de Madrid y reveló que el consumo moderado de cerveza y de otras bebidas fermentadas puede reducir el riesgo de sufrir hipertensión.

Los responsables del estudio fueron el doctor José A. García Donaire, del Servicio de Investigación Biomédica y las doctoras María Abad y Nieves Martell de la Unidad de Hipertensión Arterial de ese hospital.

El comunicado concluye que los ingredientes naturales de la cerveza están “significativamente” asociados a una reducción del riesgo cardiovascular y a una mejoría “considerable” en el control de la tensión arterial, siempre que se consuma de manera moderada.

Además los expertos consideran que otra de las ventajas del consumo moderado de cerveza tiene que ver con su bajo contenido de sodio, ya que el incremento de la presión arterial está relacionado con el consumo de alimentos de alto contenido de sal.

Los investigadores también indican otras recomendaciones para pacientes hipertensos como el incremento de la actividad física y ejercicio moderado al menos durante media hora, entre cinco y siete días a la semana.

 

Fuente: Montevideo Portal

julio 16, 2015