jovenes

La ley de empleo juvenil está en marcha

Se encuentra camino a la práctica la nueva ley Nº19.133 que promueve la contratación de personas de entre 15 y 29 años, beneficiarios de cuatro modalidades para formar parte de una empresa según particularidades de cada caso. ¡Conocé los modos de contratación aquí!

Primera experiencia laboral en el ámbito privado y público: Comprende a jóvenes de entre 15 y 24 años sin experiencia laboral formar y no podrá ser inferior a seis meses ni exceder el año. El beneficiario podrá ser contratado por esta modalidad una sola vez y deberá estar inscripto en organismos de Seguridad Social. Las empresas privadas que empleen jóvenes bajo esta modalidad tendrán un subsidio de hasta el 25% del salario mensual del trabajador por el Fondo de Reconversión Laboral. En el ámbito público, las contrataciones anuales de becarios y pasantías en Administración por esta modalidad deberá ser el equivalente al 50%, favoreciendo la inserción laboral de mujeres, afro-descendientes, personas con discapacidad y transexuales.

Prácticas laborales para egresados: La modalidad está dirigida a jóvenes de hasta 29 años con formación previa y en busca de su primer empleo vinculado con la titulación que posean. El plazo mínimo de contratación es de entre 6 meses y un año. En este caso, el subsidio previsto será de hasta 15% del salario mensual del trabajador.

Prácticas formativas en empresas: Se realizan en el marco de propuestas o cursos de educación, formación y/o capacitación laboral de entidades educativas o formativas, buscando profundizar y ampliar los conocimientos de los jóvenes desarrollando nuevas habilidades, conocimientos y aptitudes. Esta modalidad permite la opción de no remuneración para un máximo de 60 horas laborales y no más del 25% de la carga horaria total del curso.

Trabajo protegido y promovido: Dirigida a jóvenes menores de 30 años desempleados y pertenecientes a hogares en situación de vulnerabilidad socio económica, esta modalidad establece un subsidio parcial del salario del beneficiario en función de lo establecido en el “Programa Objetivo Empleo del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social”. El plazo de contratación no puede ser inferior a 6 meses ni exceder los 18 meses, debiendo estar inscriptos en organismos de Seguridad Social.

 

Fuente: Prouniversitarios

 

 

 

 

 

julio 20, 2015