bolt primero 200m

Como él, no hay dos

El anunciado choque de trenes entre Bolt y Gatlin terminó con el mismo resultado que el primero. Cuando el estadounidense, que estaba ligeramente por delante en la curva, perdió su ventaja al desembocar en la recta, la sentencia estaba dictada.

Cuatro días después del primer gran duelo, el de los 100 metros, que sólo por 13 milésimas se inclinó del lado del jamaicano (9.79 por 9.80), los dos colosos regresaban para reanudar su eterno duelo por la primacía de la velocidad, que dura ya diez años.

Aunque se haya pasado casi la mitad de ese decenio suspendido por dopaje, Gatlin puede presumir de haber conseguido un título mundial de 200 metros en una carrera que tuvo a Bolt como último clasificado, en la final de Helsinki 2005.

La final iba a revelar hoy el verdadero punto de forma de los dos, ya que ninguno había descubrió sus cartas ni en series ni en semifinales. Sólo la enorme facilidad con que superaron las dos rondas precedentes declaraba que los dos llegaban en un gran momento a la pelea por el título.

La calle cinco, ocupada por el británico Zharnel Hughes, separaba a Gatlin, que partía por la cuatro, de Bolt, apostado en la seis. Como en semifinales, el jamaicano dejó los tacos más rápido (147 milésimas) que el estadounidense (161), y cuando se incorporó por completo sin haber cedido más que unos decímetros, se supo enseguida ganador, y así lo proclamó su sonrisa en la recta.

 

 

agosto 27, 2015