mujer

Siete colaciones saludables para llevar al trabajo

Las jornadas extensas en el trabajo a veces nos llevan a caer en el peligroso “picoteo” de alimentos industrializados cargados de sal, azúcar y conservantes. A continuación te contamos siete propuestas originales para cambiar la rutina.

Los médicos recomiendan incluir colaciones en nuestra alimentación para evitar llegar a las comidas principales con mucho hambre. No sólo sirven para disminuir el hambre, sino también para acelerar el metabolismo. Si estas colaciones logran ser saludables, se calma el apetito y se provocan beneficios para el cuerpo.

Lo más importante de esta selección de alimentos es que son fáciles de transportar y no ensucian ninguna cartera, ya que las frutas o frutos secos pueden llevarse en bolsas, sin generar olores dentro de la cartera.

1) Pasas de uva: dulces, suaves, sanas y nutritivas. Tienen una gran fuente de energía, ya que contienen altas dosis de hidratos de carbono. Poseen todos los nutrientes que ofrecen las uvas, pero más concentrados.

2) Naranjas: son dulces, hidratan, contienen vitamina C y mucha fibra. La naranja, sencillamente, mejora la digestión. Los ácidos cítricos de esta fruta regulan las funciones del aparato digestivo, ya que ayudan directamente en la asimilación de los nutrientes, facilitando el proceso digestivo y mejorando la situación de este.

3) Turrón de maní o almendras: El turrón es un alimento que brinda grandes dosis de proteínas provenientes de los huevos que se utilizan en su elaboración y de las almendras. Contiene 7 de los 9 aminoácidos esenciales que el cuerpo necesita, y todos ellos de un alto valor biológico.

4) Ciruelas: Las ciruelas son muy ricas en vitaminas, entre las que destacan la vitamina E -aliada contra el envejecimiento y con un gran poder antioxidante-. vitaminas A y C. También posee una cantidad diversa de minerales, entre los que sobresalen el potasio, calcio, hierro y magnesio, por lo que puede afirmarse que las ciruelas ayudan a mejorar los estados depresivos.

5) Manzana: Son ricas en pectina, una mezcla de polímeros ácidos y neutros muy ramificados que ayudan a eliminar precisamente esas toxinas citadas y a reducir el colesterol. Posee cisteína, lo cual es favorable y actúa como desintoxicante. Debido a su contenido en fósforo, la manzana es buena para mejorar la memoria y activar las funciones cerebrales.

6) Barra de cereal: son una posibilidad de colación fuera de casa y un reemplazo de alimentos dulces en casos de ansiedad. Las opciones más recomendables son las que contienen frutas deshidratadas o secas, soja, semillas, yogur y salvado.

7) Frutos secos: ayudan a reducir el nivel de colesterol malo y a incrementar el colesterol bueno. Este fruto es uno de los más ricos en fibra, comer 3 ó 4 almendras al día favorece el tránsito intestinal, lo cual lo convierte en un alimento ideal para las personas que no toman leche o productos lácteos.

 

 

Fuente: Infobae

agosto 27, 2015