semilla-de-la-chía

Semillas de chía, ¿te suena?

La chía es uno de los alimentos más saludables de la tierra. ¡Conocé sus beneficios!

1- Pocas calorías y muchos nutrientes
Las semillas de chía fueron consideradas recientemente como un superalimento. Estas semillas están compuestas por 11 gramos de fibra, 4 gramos de proteína, 9 gramos de grasa (5 gramos son ácidos omega 3), 30% de la cantidad diaria recomendada de magnesio, 27% de la cantidad diaria recomendada de fósforo y también incluye zinc, potasio, vitamina B3 (niacina), vitamina B2 y vitamina B1 (tiamina). Esto con solo 137 calorías y un gramo de carbohidratos.

2 – Poseen un gran valor antioxidante
Las semillas de chía contienen antioxidantes que evitan la producción de radicales libres, elementos que podrían dañar las moléculas en las células, envejeciendo más rápido a las personas y aumentando las probabilidades de cáncer.

3 – La mayoría de sus carbohidratos son fibra
Por cada 28 gramos de chía, 12 gramos son de carbohidratos, de los cuales 11 son de fibra. Gracias al alto contenido en fibra, la chía puede absorber entre 10 y 12 veces su propio peso en agua, para luego expandirse en el estómago. Esto incrementa la saciedad y genera un menor consumo de calorías.

4 – Contiene muchas proteínas de gran calidad
Las semillas de chía contienen un 14% de proteínas, este es un valor muy elevado cuando es comparado con otros alimentos vegetales.

5- Mejora algunos indicadores sanguíneos
Gracias a su alto contenido en fibra, omega 3 y proteínas, las semillas de chía mejoran la salud metabólica. Esta, al ser combinada con una dieta saludable, puede disminuir los niveles de colesterol LDL (colesterol malo) y triglicéridos, así como incrementar los niveles de colesterol HDL (colesterol bueno).

6 – Contiene nutrientes beneficiosos para los huesos
Proteínas, magnesio, fósforo y calcio, son nutrientes con gran importancia para la salud ósea, y se encuentran presentes en la chía.

7 – Son fáciles de incluir en la dieta
Las semillas de chía no tienen sabor, así que pueden ser agregadas a cualquier comida sin alterar el sabor de ésta. Pueden ser consumidas crudas y ser agregadas a jugos, cereales, vegetales, productos horneados, yogures y platos con arroz. Y gracias a su propiedad de absorber grasas y agua, funcionan para hacer más espesos los alimentos más líquidos.

Se recomienda consumir 20 gramos de chía diarios (una y media cucharada sopera).

 

Fuente: Montevideo Portal

 

octubre 17, 2015