asado-2

¿Carne si? o ¿carne no?

Tras conocerse ayer el último informe de la Organización Mundial de la Salud que indicaba que los embutidos son cancerígenos y que la carne roja probablemente también lo sea, el oncólogo uruguayo Álvaro Luongo, salió a aclarar la situación y aconsejó comer menos embutidos.

La noticia causó preocupación en un país ganadero como Uruguay, donde el consumo de carne es muy elevado y responde a una tradición cultural asentada en varios siglos de historia.

Luongo relativizó el asuntos y señaló, “Es una noticia que ya sabíamos y manejábamos. Las recomendaciones estaban limitando siempre el consumo de carnes embutidas y de carne en general, el tema es que hay que diferenciarlas muy bien unas de otras”. Y agregó, “Las carnes rojas están entrando en la misma categoría que entra por ejemplo el mate, en una categoría dos. Hay que leer muy bien lo que se anuncia que puede generar cáncer. ¿Es la carne o es el procesamiento? Es decir, los elementos que se agregan a la carne para su conservación, como el ahumado, el salado, los nitritos. Esos son los procesos que están ligados de alguna forma a la posibilidad de producir cáncer”.

“Igual es muy limitado. Si uno lo ve en el cáncer de colon, de páncreas, de próstata, que son los que están ligados aparentemente a esto, el aumento (del riesgo a contraerlo) es cuando se consume de forma permanente. Y aumenta el porcentaje de la posibilidad de tener cáncer, no es que lo condiciona”, aseguró Luongo.

En resumen, la recomendación del oncólogo es que hay que tratar de tener una dieta sana y balanceada. No se aconseja consumir más de 50 gramos diarios. La recomendación es consumir menos, sobre todo embutidos y carne preparada, la carne roja va a depender mucho de la preparación.

Por su parte, el presidente del Instituto Nacional de la Carne (INAC) Federico Stanham, destacó que el informe de la OMS “también habla de propiedades muy buenas de la carne, como el aporte de hierro, de vitaminas”. “No son informes concluyentes que indiquen que debe dejarse de consumir nada, sino que aportan información para que todos mejoren su conocimiento de los temas, y no generar alarma”, aseguró.

“En el caso de las carnes rojas está más que nada asociada a la cocción. Todos sabemos que quemar un alimento, cocinar demasiado un alimento, cualquiera, hace muchos años que se dice que lo quemado en alimentos es malo para la salud”, concluyó.

 

Fuente: Subrayado

octubre 27, 2015