paella piria

Se acerca la tradicional fiesta de Piriápolis: ¡Paella Gigante a la vista!

A las 12 horas de hoy 4 de diciembre, Destino Piriápolis realizó una mini paella para invitados especiales en el marco del lanzamiento de su tradicional Paella Gigante Solidaria. La actividad se llevó a cabo en la explanada del Ministerio de Turismo anticipando lo que será la gran fiesta del sábado 12 de diciembre.

El evento popular y solidario que aglomera cada año en la rambla de Piriápolis a más de 10 mil personas, se realizará en esta oportunidad en beneficio de dos instituciones: Fundación Pérez Scremini y el Centro de Rehabilitación Ecuestre Sueños Reales.

Como estrategia de promoción turística de Destino Piriápolis, el lanzamiento de la próxima temporada 2015- 2016 se conmemorará como todos los años con el tradicional evento Fiesta de la Paella Gigante, esperando contar con una participación multitudinaria de allegados.

La Paella Gigante de Piriápolis constituye una fiesta que representa la gastronomía de la ciudad, impulsando el desarrollo de la economía local. El evento conjuga emprendedores variados de Piriápolis y su zona de influencia, así como actores públicos y privados. La integración de diversas instituciones es un valor agregado trascendental para el éxito de esta fiesta popular.

Ingredientes seleccionados, arroz cuidadosamente elegido, verduras cosechadas en una región rodeada por cerros, aceite extraído de olivares que crecen en el departamento de Maldonado, mariscos únicos colectados en 25 kilómetros de costa desde el Arroyo Solís hasta Punta Negra. La Paella Gigante es un símbolo de Piriápolis que trasciende fronteras; un símbolo de su gastronomía, su gente y su hospitalidad.

A partir del año 2012, este evento característico de Piriápolis pasó a desarrollarse como fiesta popular, convocando a todos aquellos que deseen deleitarse con el espectáculo, gastronómico y cultural. Su fin benéfico a través de la donación de los fondos recaudados por la venta de tickets, ha dado un giro de 180 grados a la propuesta en sí, llevando a que cada vez más actores se sumen a la realización de la misma para el logro de sus objetivos.

El tradicional encuentro surge como una marca emblemática de Piriápolis: la Paella Gigante es utilizada como medio de promoción y difusión del destino, siendo una herramienta de articulación entre instituciones locales y constituyéndose a su vez en un motor dinamizador de la economía local.

Los primeros cinco años, la Paella se realizó a través de una empresa argentina capaz de brindar los elementos de apoyo para su concreción. Es a partir de 2004, a iniciativa de los operadores y con el apoyo de los Municipios de Piriápolis y Pan de Azúcar, que se logra reeditar esta magnífica fiesta con una paellera propia.  Elaborada por los chefs de los mejores restaurantes de la zona, el éxito vuelve a repetirse año tras año hasta la fecha.

La Paella Gigante de Piriápolis también se ha desarrollado a nivel local, nacional e internacional. En 2006 se realizó en la ciudad de Pelotas, en el predio ferial de la Fenadoce, para 2.500 personas. En 2008 se realizó en la ciudad de Porto Alegre en convenio con el Rotary Club, y en el 2009 se repite en Porto Alegre. En 2012 se realiza una Paella reducida, en representación de la Paella Gigante de Piriápolis, durante el evento Expointer, en Esteio, Brasil, junto a autoridades nacionales y representantes de Uruguay en la zona Sur de Brasil.

A nivel nacional, más allá de las realizadas a nivel local, en 2007 la Paella Gigante de Piriápolis viaja a Punta del Este, para homenajear esta ciudad en sus 100 años. En 2010 se realiza en el centro de la Plaza Internacional de las ciudades de Rivera en Uruguay y Santa Ana Do Livramento en Brasil; en 2011 se lleva a cabo en la ciudad de Salto, junto al Rotary Club.

A partir de 2012, la Paella Gigante de Piriápolis, a nivel local, se transforma en un evento popular, realizándose en la calle y brindando sus espectáculos culturales de forma gratuita. Se constituye como evento recaudador de fondos a ser donados a instituciones no lucrativas de bajos recursos, a partir de la venta de los tickets Paella.

diciembre 4, 2015