comedia

Comedia Nacional va por un 2016 repleto de uruguayos

Finalmente, la Comedia Nacional dio a conocer su programación para el 2016 anunciando una temporada con mayor presencia de artistas uruguayos que abarcará obras de distintas generaciones de creadores, desde Florencio Sánchez al hoy, con piezas de dramaturgos ya muy transitados como Carlos Manuel Varela, Alberto Paredes, Dino Armas, Milton Schinca y Franklin Rodríguez, incluyendo también nombres más recientes, como Santiago Sanguinetti y Jimena Márquez. En total son nueve espectáculos hasta octubre.

Mario Ferreira, quien volvió a asumir el cargo de director artístico del elenco oficial, explicó que este año estará dedicado todo a la dramaturgia uruguaya, cosa que no fue el carácter de los últimos años ni de la mayor parte de la historia de la Comedia, pese a que es uno de los fines del instituto. “A lo largo de los años ha habido presencia del autor nacional, no se han dejado de representar, pero es cierto que ha sido escasa y en algunos años casi nula. Y no podemos dar la espalda al fuerte empuje que está teniendo nuestra dramaturgia en estos últimos años”, afirmó el director artístico.

“Nos genera muchas expectativa, ver qué pasa con el público de la Comedia, que está habituado a otro tipo de programación un poco más heterogénea, pero a la vez pensamos que es una nueva forma de acercar nuevos espectadores. Y también es, para nuestro elenco, un interesante entrenamiento”, agregó Ferreira.

De Sánchez se hará Barranca abajo, que llegará en setiembre a la Sala Zavala Muniz en una versión de Marianella Morena que seguramente se aparte mucho del texto del Novecientos para ofrecer un montaje experimental propio de la carrera de esta destacada directora. De Milton Schinca se verán dos títulos que el público veterano ya conoce: uno es El Otelo oriental (o El Hotel Oriental), que en 1988 dirigió Jorge Denevi en el Teatro Solís, y que ahora en la misma sala dirigirá Ariel Caldarelli, con la idea de estrenarlo el 28 de mayo. De Schinca también se hará Las artiguistas, que en 1975 Laura Escalante puso en escena en la Sala Vaz Ferreira, y ahora Marisa Bentancur montará en el Cabildo, hacia junio.

De Carlos Manuel Varela, valioso dramaturgo fallecido el año pasado, se verá su último trabajo La fuerza de la sangre, adaptación libre de un texto de Miguel de Cervantes, con la que el elenco oficial se sumará al Festival Internacional Cervantino en octubre. El espectáculo irá por tres únicas funciones en Sala Verdi, con dirección de Juan Antonio Saraví. La obra rehace con gran libertad el texto, cruzándolo con el formato y los tiempos del radioteatro uruguayo con muchos guiños al ambiente de las tablas de un par de generaciones atrás.

Otro de los autores de teatro de la generación pasada que la Comedia pondrá en escena es Alberto Paredes, a través de su obra El poder nuestro de cada día, que el propio Ferreira pondrá en el escenario de la Sala Verdi, desde el 17 de setiembre. Y otro dramaturgo más que conocido, Dino Armas, vuelve a la Comedia con Lucas o El contrato: la obra será estrenada en la Sala de la Asociación Cristiana de Jóvenes buscando dinamizar así escenarios tantas veces menos atendidos. La pondrá en escena Lucía Sommer, desde el 11 de junio.

Una historia familiar, de inmigrantes, será el clima del argumento de Los descendientes, que escrita por Franklin Rodríguez pondrá en escena Mary Varela en la Verdi. La escenografía de Osvaldo Reyno recreará días pretéritos, cuando Montevideo recibía, una vez más, la visita de Margarita Xirgu, y era escenario del final del Graf Spee.

Santiago Sanguinetti dirigirá un texto de él mismo, El gato de Schrödinger, en la Sala Verdi, procurando estrenar el 21 de mayo. Y Jimena Márquez será la encargada de estrenar en el aniversario de la Comedia, el 2 de octubre: hará también un título de ella, La duda en gira, que irá en el Solís.

Aquí la propuesta en imágenes para este 2016. ¡A disfrutar del arte nacional!

 

 

Fuente: El País

abril 22, 2016