escuela sustentable

La escuela sustentable cerró su primer año con grandes resultados académicos

La primer escuela sustentable de América Latina, ubicada en Jaureguiberry, culminó su primer año de funcionamiento sin alumnos repetidores y con 96% de asistencia.

Ubicada en el kilómetro 80 de la ruta Interbalnearia, la escuela rural 294 tiene características únicas: está construida con barro y materiales reciclables, utiliza solo energía solar y agua de lluvia para sus actividades diarias y está orientada hacia el norte para aprovechar adecuadamente la luz del sol. “En invierno afuera había dos grados. Los alumnos medían la temperatura adentro y nunca bajó de 16”, comentó la maestra.

La semana pasada, 43 alumnos terminaron su año lectivo, incluidos siete con dificultades de aprendizaje y problemas de visión. El nivel de aprobación fue entresatisfactorio y sobresaliente, según indicó la docente. Se espera que para el año que viene sean 55 los alumnos.

Los niños concurren a clases de 9 a 14 horas, desayunan y almuerzan allí. Muchos de los alimentos que consumen fueron cultivados por ellos mismos.

Según una de las docentes de la escuela, los niños llegarán al liceo con una formación más fuerte que en otros centros tradicionales. Este año se culminó con un grupo que es 100 en matemáticas, escritura, comprensión lectora.

Una vez al mes, la institución se abre para los visitantes que quieren conocerla. Unas 1.000 personas participaron en cada jornada de visitas guiadas o charlas en 2016.

 

Fuente: Ecos Uruguay

diciembre 21, 2016