huerta

Consejos para cuidar tu huerta casera

Las huertas urbanas o caseras han ganado mucha popularidad en los últimos tiempos ya sea como un pasatiempo o por el interés, cada vez más creciente, que tienen las personas por llevar un estilo de vida natural y saludable.

Azoteas, patios, ventanas, cuartos de lavado, o cualquier rincón al aire libre con luz, es un espacio donde podemos armar nuestra huerta y así poder tener algunos vegetales o hierbas aromáticas.

A continuación te damos algunos consejos básicos para cuidar tu huerta:

1. El sol

Busca un espacio que reciba, al menos, cinco horas de sol por día. La gran mayoría de hortalizas, necesitan un mínimo diario de luz natural para desarrollarse de forma correcta. Si no puedes garantizar esto, puedes optar por aquellas plantas que crecen bien con menos luz, como el repollo, algunas hierbas aromáticas, frutos del bosque, papas, guisantes, etc.

2. Macetas, mesas y la alimentación de las plantas

Si siembras en macetas o mesas de cultivo, procura agregar los nutrientes adecuados para que la tierra tenga alimento suficiente para las plantas. Trata de escoger aquellos sustratos que sean ecológicos y evita los agroquímicos. Las macetas y cajas de madera deben tener buena irrigación, así como de buen drenaje.

3.Cuidado con las fechas

Asegúrate de sembrar las frutas, verduras y hortalizas propias de cada estación, para que no se mueran por no soportar las temperaturas. Consulta calendarios de siembra, transporte y cosecha para obtener lo mejor de cada planta.

4. Combinaciones

Siembra hortalizas junto con especias aromáticas. Estas últimas ayudan a repeler insectos que pueden ser nocivas para las otras.

5. Cuida el agua

Haz un uso responsable del agua. Averigua cuánta es el agua diaria necesaria para cada tipo de planta y evita usar mangueras abiertas, para no desperdiciar tanto. Lo más responsable es usar una regadera.

6. Escoger las mejores semillas

En la medida de lo posible trata de utilizar semillas ecológicas, que puedas extraer tú mismo de fuentes naturales, comprar en mercados orgánicos o en redes de semillas. Utiliza plantas propias de tu zona, así tendrás menos plagas y mejores resultados.

7. Optimiza el espacio

Algunos apartamentos o residencias urbanas pueden carecer de espacio suficiente para una gran huerta. Puedes probar por las huertas en escalera, con cajones de madera, o bien colgantes hechas con botellas plásticas.  Es mejor que empieces con un par de plantas y vayas aumentando la cantidad según aprendas a rendir el espacio y a cuidar de tus cultivos.

 

Fuente: La Red 21

 

Junio 10, 2017