noche

¿Cuando surgió la Noche de la Nostalgia?

La Noche de la Nostalgia surge, cuando el 24 de agosto de 1978 Pablo Lecueder, propietario de CX-32 Radiomundo, organizó una fiesta con viejos éxitos de la música, que era la temática de su programa radial Old hits. A partir de 1978, todos los años Lecueder utilizó la víspera del día festivo 25 de agosto (Declaratoria de la Independencia), feriado en Uruguay, para realizar la fiesta destinada a recordar y bailar los old hits con la denominación original, marca registrada, y fiesta Nacional llamada, La Noche de la Nostalgia.

La idea de estas primeras fiestas era salir a bailar con la música de finales del ’60 y comienzos del ’70 que ha perdurado ya sea por su vigencia, sus cantantes o su letra.

Desde los primeros días de agosto, para comenzar a anunciar la gran fiesta las radios difundían la música vieja de Queen, Simon and Garfunkel, Cat Stevens, The Beatles, Dire Straits, Supertramp, Elvis Presley, Barry Manilow, Bee Gees y de John Travolta; la música disco, los new romantics, etc.

Con el paso de tiempo varios empresarios comenzaron desarrollar otras fiestas de la nostalgia con variadas propuestas y gamas de precios, cenas shows, bailes y hasta fiestas anti-nostalgias para las personas que quieren salir ese día pero no se identifican con la temática.

En la actualidad la noche de la nostalgia moviliza diversos rubros, dando trabajo a restaurantes, discotecas, mozos, empresas de catering, servicios de seguridad, de iluminación, de amplificación, de transportes, promotoras, alquiler de infraestructura para fiestas, DJ´s, convirtiéndose en un negocio.

Es la noche donde se moviliza más gente en el año, junto a las fiestas tradicionales de Año Nuevo y Navidad. Es uno de los mayores eventos que abarca diferentes grupos hetáreos, tanto mayores como jóvenes, casados como solteros y una de las pocas ocasiones donde todos los integrantes de las familias concurren al mismo lugar a bailar.

La posibilidad de revivir esos recuerdos a través de la música se da una vez al año, en una noche única dedicada exclusivamente a temas viejos. Como mencionaba Lecueder “Recordar es lindo, pero con música mucho mejor”.

Fuente: Diario El Pueblo

agosto 24, 2017