Encuentro de Tambores en Punta ¡Una fiesta! Otro legado de Don Carlos Páez Vilaró a la comunidad

El viernes por la noche la principal calle de la península esteña cambió los vehículos por tambores y bailarinas.

Una hora después de lo previsto, las comparsas comenzaron a desfilar desde la zona del puerto hacia la parada 1 despertando aplausos y algarabía a su paso. Turistas europeos, brasileños, argentinos mezclados entre el público local disfrutaron con alegría de un espectáculo que en este momento tiene un valor especial.

Hace 11 años nacía este “Encuentro de Tambores” por iniciativa de Don Carlos Páez Vilaró que solicitó a la Intendencia crear también un desfile en la península. No sólo para que el departamento tuviera aun más oportunidades de festejar con el tambor, sino porque sentía que el turista tenía que compartir nuestra cultura y además porque allí, en el preciso lugar de donde nacen estas llamadas, el artista quería homenajear a un buen amigo.

En la conferencia de prensa que en aquél 2003 realizara en Casapueblo comunicó que la elección del lugar de comienzo del desfile (se hace a contramano) no fue al azar. Desde ese lugar, recordaba a Aramís Ramos el enfermero que no sólo desempeñó tareas en la que en su momento fue la sala auxiliar de Punta del Este, sino que también desarrolló una vasta actividad cultural. Aramís Ramos dijo Carlos, “fue un negro que dio su corazón por la salud de los enfermos de Maldonado” . En su recuerdo el Encuentro se realizará a contramano, desde donde fue su lugar de trabajo.

También explicaba Carlos, aquella tarde en Casapueblo, que “el Encuentro de Tambores es muy importante para los turistas, pero sobretodo es un premio para las familias que viven acá y que aguantan el barco con las velas bien desplegadas durante todo el invierno”.

Para cerrar la conferencia de Prensa, Carlos pidió a Antía (Intendente de Maldonado en aquel entonces) que colocara sillas a lo largo de la Avenida para que la gente viera el espectáculo tranquila y que las alquilaran, pero que lo que sacaran por ese alquiler se destinara al Hospital de Maldonado.

Aquel Primer Encuentro de Tambores fue abierto por la comparsa “La Carolina” y cerrado por “Cuareim 1080”.

Pocos conocen el origen de este desfile por Gorlero. El nombre lo eligió el artista y él fue quien lo diseñó. Es su obra también.

Ayer por la noche, allí en esa esquina donde cada noche de carnaval Paez Vilaró se encontraba con sus comparsas para darles la bienvenida antes de comenzar el desfile, encontramos un grupo de señoras vestidas de lavanderas y mama viejas. De impecable blanco y con un luto guardado en silencio. Con ellas recordamos esta y otras anécdotas.

El desfile fue sucediéndose en la noche donde el público si bien disponía de sillas para presenciar cómodos el espectáculo, no dejó de estar de pie, bailando y aplaudiendo al paso de cada una de las 12 comparsas participantes.

¡El tamboril no olvida!

Ro Freda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *