Cada gota cuenta. 22 de Marzo – Día Mundial del Agua

aguaEl agua es la fuente principal de vida en la Tierra, pero no es ilimitada. A partir de una importante reunión que se celebró en Río de Janeiro en el año 1992, conocida como la Cumbre de Río, la asamblea de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) declaró el 22 de marzo como día oficial para la celebración del Día del Agua.

La idea de esta celebración anual es principalmente informar y concientizar a la mayor cantidad de países posibles sobre el estado de las fuentes de agua en el mundo, y concretar acciones que permitan la conservación del recurso: la importancia de mantener los reservorios de agua dulce en el mundo, cómo hacer que toda la población cuente con agua potable y servicios sanitarios, y cómo lograr un uso responsable y sostenible de lo que nos queda de agua en el planeta.

-¿Cuánta agua tenemos?

Aunque más de 75% de la superficie del planeta está cubierta por agua, sólo 2,5% de ésta es agua dulce o potable. De este pequeño porcentaje, las tres cuartas partes se encuentran en los glaciares de polos y grandes montañas. El resto se divide en aguas accesibles como lagos y ríos, y aguas subterráneas.

El agua es para todos

Según la ONU, cerca de 700 millones de personas, de las cuales 425 millones aproximadamente son menores de edad, no tienen en la actualidad acceso al agua. Pero esto no es todo, se calcula que esta cifra podría aumentar a 3.000 millones de personas para el año 2025 si no se toman medidas desde ahora.

-¿Por qué se nos está acabando el agua?

De acuerdo con muchos estudios realizados en el mundo, las principales causas de pérdida del recurso hídrico son el desperdicio constante del agua, confrontado con el aumento desmedido de la población mundial y el calentamiento global.

Para este año, desde la ONU la propuesta es la siguiente:
Únete a nosotros en esta celebración y difunde estos mensajes…
El Día Mundial del Agua trata de lo que se va a hacer a partir del año 2014 para promover prácticas sostenibles en el ámbito de agua y energía. Los mensajes clave que figuran a continuación podrán ser utilizados como base para ayudar a encuadrar y diseñar las actividades y mensajes por el día.
1. El agua requiere energía y la energía requiere de agua
El agua es necesaria para producir casi todas las formas de energía; la energía es necesaria en todas las etapas de extracción de agua, el tratamiento y la distribución.
2. Los suministros son limitados y la demanda es cada vez mayor
La demanda de agua dulce y energía seguirá aumentando significativamente en las próximas décadas. Este aumento presentará grandes desafíos y los recursos de deformación en casi todas las regiones, especialmente en el desarrollo y las economías emergentes.
3. El ahorro de energía es el ahorro de agua. Ahorrar agua significa un ahorro de energía
Las opciones relativas a la oferta, la distribución, el precio, y el uso de agua y energía y los impactos entre sí.
4. El sector más pobre de la población necesita urgentemente el acceso a los servicios tanto de agua y saneamiento como de electricidad
A nivel mundial, 1,3 mil millones de personas no tienen acceso a la electricidad, 768 millones de personas carecen de acceso a fuentes mejoradas de agua potable y 2,5 mil millones de personas no tienen acceso a servicios de saneamiento. El agua y la energía tienen impactos importantes sobre el alivio de la pobreza.
5. Una mejor eficiencia en el uso del agua y la energía es tan imprescindible como son las políticas coordinadas, coherentes y concertadas.
Una mejor vinculación entre los sectores de agua y energía mejorará la coordinación en materia de energía y planificación del uso del agua, dando lugar a la reducción de ineficiencias. Quienes diseñan políticas, los planificadores y los profesionales pueden tomar medidas para superar las barreras que existen entre sus respectivos dominios. Se necesitan políticas nacionales innovadoras y pragmáticas que pueden conducir a una mayor eficiencia y una prestación de los servicios de agua y energía efectivas en cuanto a sus costos.

Entre todos y cada uno de nosotros podemos crear un cambio cultural que poco a poco asegure un uso racional y responsable del agua.

Desde el hogar y actividades diarias podemos contribuir al ahorro con acciones sencillas como: cerrar el grifo/canilla al lavarte las manos o cepillarte los dientes; evita abrir la ducha con mucho tiempo de anterioridad, o al lavar la vajilla enjabonar todo primero y sólo hacer correr el agua al momento de enjuagar.

Una de las actividades hogareñas consideradas de mayor desperdicio de agua potable es regar el jardín, y si nos concientizamos, podemos lograrlo con agua reciclada de otras actividades o almacenando el agua de las lluvias.

Otra pequeña gran solución es la descarga ecológica. Hoy en día existen los inodoros ecológicos, con los cuales se logra ahorrar muchísima agua utilizando las descargas selectivas.

Aunque es más fácil pensar lo contrario, nosotros sí podemos generar un cambio, sí podemos contribuir, sí podemos cuidar del agua, parece imposible, pero es simplemente tomar conciencia y poner voluntad. Porque para ahorrar agua, cada gota cuenta.

Lala Sanguinetti

Fuente
Fuente 2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *