Una ceremonia para el olvido

Brazil Soccer Confed Cup Brazil SpainEs verdad que el hacer una ceremonia a la luz del día pierde gran parte de la magia que se genera normalmente con los juegos de iluminación, pero para un país tan rico en cultura, en música y danzas, la ceremonia inaugural de la Copa del Mundo Fifa 2014 dejó bastante que desear. Faltó ritmo, faltó color, faltó la alegría característica de Brasil, y el mundo mostró su desconformidad.

Pero uno de los momentos más esperados de la ceremonia inaugural que se dio ayer previo al triunfo de Brasil sobre Croacia, era el momento en el cual un joven parapléjico, haciendo uso de un exoesqueleto, se levantaba de la silla de ruedas, y daba el simbólico puntapié inicial del Mundial de Brasil 2014.

Pero aunque muchos estaban esperando ese momento, apenas se vio por las cámaras de la transmisión oficial.

Desde entonces ha circulado la versión de que el director de cámaras perdió su trabajo. Desde Brasil anunciaron que fue despedido. Durante la transmisión pasaron la imagen del chico apenas unos segundos, sin mostrar la importancia del acto.

El exoesqueleto, que portó el adolescente, fue desarrollado por un equipo internacional de científicos que colaboran en el Proyecto Caminar de Nuevo, encabezado por el médico brasileño Miguel Nicolelis, especialista en neurología y basó el experimento en lo aprendido en la Universidad de Duke, en Carolina del Norte, Estados Unidos.

Y del número musical, de la tan comentada interpretación de “We are one”… qué decir….

 

Lala Sanguinetti

Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *